• 01:43
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Los adultos con parálisis cerebral son más propensos a tener enfermedades crónicas

En el estudio se determinó una prevalencia de diabetes del 9,2 por ciento en los adultos con parálisis cerebral frente al 6,3 por ciento del resto de adultos

Los adultos con parálisis cerebral son más propensos a tener enfermedades crónicas

Un nuevo estudio de la Universidad de Michigan (UM), en Estados Unidos, ha detectado que los adultos con parálisis cerebral son más propensos a sufrir afecciones secundarias crónicas de salud, como diabetes e hipertensión arterial, que los adultos sin parálisis cerebral. Los resultados, publicados en 'JAMA', plantean preguntas acerca de cómo prevenir o reducir estas patologías en la población de alto riesgo.

La parálisis cerebral es un trastorno del neurodesarrollo infantil causado por el daño al cerebro, por lo general antes de nacer. Es el resultado de una amplia gama de problemas físicos y de desarrollo, tales como movimientos incontrolables o actividad muscular, pérdida del tono muscular y la fuerza, y reflejos y equilibrio debilitados, además de una amplia gama de dificultades médicas y cognitivas, como tragar, convulsiones y anormalidades ortopédicas.

"Como padre de un niño con parálisis cerebral, estoy dedicado a la mejora de la evidencia científica y la atención clínica a esta población en crecimiento", dice el autor principal de la investigación, Mark Peterson, profesor asistente de Medicina Física y Rehabilitación en la Universidad de Michigan.

"Desafortunadamente, todavía no se sabe completamente cómo mejorar atención para las personas con parálisis cerebral en su transición hacia y durante la edad adulta. Hemos tratado de determinar si los adultos con parálisis cerebral sufren de enfermedades crónicas secundarias con más frecuencia y cómo eso puede afectar a la atención médica del futuro para el cuidado de esta población", añade.

El nuevo estudio mide las estimaciones de la prevalencia de ocho tastornos de salud crónicos relacionados con el estilo de vida, tanto en adultos con parálisis cerebral como en los que no. El equipo utilizó datos de 'Medical Expenditure Panel Survey', un conjunto de encuestas a gran escala realizadas por la Agencia para la Investigación y Calidad para encontrar y recoger datos sobre los servicios de salud, el uso y los costos.

El estudio incluyó a 207.615 adultos, de 18 años o más, con 1.015 de ellos con parálisis cerebral. Los científicos determinaron que los adultos con parálisis cerebral tenían entre dos y cinco veces más probabilidades de tener estos problemas de salud crónicos que los adultos sin parálisis cerebral. Después de ajustar por edad, numerosos factores sociodemográficos, índice de masa corporal, actividad física y grado de discapacidad, todavía vieron prevalencia de enfermedades crónicas significativamente mayor en los adultos con parálisis cerebral.

Específicamente, encontraron una prevalencia de la diabetes del 9,2 por ciento en los adultos con parálisis cerebral frente al 6,3 por ciento del resto de adultos; un 20,7 por ciento de adultos con parálisis cerebral que sufrían asma frente al 9,4 por ciento de los adultos sin parálisis cerebral; e hipertensión, del 30 por ciento en los paralíticos cerebrales frente al 22,1 por ciento del resto de participantes.

La relación en cuanto a otras afecciones cardiovasculares fue del 15,1 por ciento en las personas con parálisis cerebral frente al 9,1 por ciento de las personas sin ese trastorno; del 4,6 por ciento frente a 2,3 por ciento para el derrame cerebral; del 3,8 por ciento versus 1,4 por ciento en el caso del enfisema; del 43,6 por ciento frente al 28 por ciento en el dolor de las articulaciones y un 31,4 por ciento en comparación con un 17,4 por ciento para la artritis.

También encontraron que la edad, el sexo, la obesidad, el grado de discapacidad física y la falta de actividad física se asociaron significativamente con cada una de las patologías crónicas. Peterson dice que los resultados indican que las enfermedades crónicas de salud son mucho más comunes en los adultos con parálisis cerebral y deben plantear preguntas entre los proveedores de atención médica.

"Como la parálisis cerebral resulta en pérdidas aceleradas de la movilidad con la edad, las personas tienden a experimentar más fatiga y mayor dolor muscular y articular a través del tiempo. Encontramos que la inactividad física y la inmovilidad fueron fuertemente asociadas con estas enfermedades crónicas", dice Peterson.

"Por lo tanto, tenemos que considerar seriamente cómo estas complicaciones de salud podrían afectar aún más a esta población y cómo podemos prevenir o reducir estas patologías entre las personas con parálisis cerebral a través de su vida", concluye.