• 01:19
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Los analgésicos pueden disminuir la susceptibilidad a la recurrencia de infecciones urinarias

Los neutrófilos están implicados en las infecciones recurrentes y pueden perjudicar el correcto desenlace de las mismas

Los analgésicos pueden disminuir la susceptibilidad a la recurrencia de infecciones urinarias

Las mujeres que padecen infecciones urinarias repetidas pueden prevenirlas con la ayuda de analgésicos, según un estudio presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Microbiología. Científicos de la Escuela de Medicina de la la Universidad de Washington St. Louis, en Estados Unidos, vieron que la inhibición de la COX-2, una proteína inmune que causa inflamación y puede bloquearse con los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), elimina las infecciones recurrentes del tracto urinario en modelos experimentales.

"Si podemos confirmar este vínculo en los ensayos clínicos, muchas personas podrían potencialmente beneficiarse muy rápidamente", afirma el doctor Thomas Hannan, quien presentará la investigación. "Pero, por el momento, es importante recordar que las infecciones de las vías urinarias son serias y, a menudo, es necesario el tratamiento con antibióticos. Los pacientes no deben tratar estas infecciones por su cuenta sin la ayuda de un médico", añade.

Los científicos estiman que la mitad de todas las mujeres experimentarán una infección del tracto urinario, que es el segundo tipo más común de infección bacteriana, en algún momento de su vida. Las infecciones recurrentes adicionales afectarán a entre el 20 y el 40 por ciento de estas pacientes y, si las infecciones se diseminan a los riñones y al torrente sanguíneo, pueden aparecer complicaciones graves.

Hannan y sus colegas encontraron previamente en estudios con modelos experimentales que la reacción exagerada del sistema inmune a una infección inicial puede aumentar la vulnerabilidad a infecciones posteriores. "Pensamos que la respuesta inmune era demasiado débil en los pacientes que mantuvieron las infecciones del tracto urinario, pero estamos aprendiendo que una respuesta inmune excesivamente fuerte puede ser igual de problemática", apunta Hannan.

En el nuevo estudio, los científicos encontraron evidencia en las mujeres de que los neutrófilos, contribuyen de manera significativa a las infecciones repetitivas. En su afán de irrumpir en la vejiga para luchar contra la infección, los neutrófilos dejan huellas en el revestimiento protector del interior de la vejiga, algo que, según los científicos, pueden generar puntos de apoyo para que las bacterias se agarren al revestimiento de la vejiga y comiencen a establecer infecciones graves.

Los investigadores fueron capaces de manipular la fuerza de la respuesta de los neutrófilos en modelos experimentales para identificar un punto medio, sin demasiado ni poco ataque inmunológica, que erradicó la infección del tracto urinario sin elevar el riesgo futuro de infección. Vieron que los modelos con una mayor vulnerabilidad a infecciones repetidas tenían más moléculas inflamatorias en la vejiga que los que resistentes a infecciones repetitivas pero cuando se les trató con inhibidores de la COX-2, disminuyó drásticamente su susceptibilidad a la infección.

Los investigadores examinaron el efecto de la inhibición de COX-2 sobre la respuesta inmune en la vejiga y encontraron que los neutrófilos todavía entraron en la vejiga en una cantidad numerosa pero causaron muchos menos daños. Como resultado, creen que los inhibidores de COX-2 son capaces de atacar selectivamente los efectos perjudiciales de la inflamación mientras mantienen las respuestas beneficiosas.