• 01:12
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Asocian la reducción del colesterol a un menor deterioro cognitivo en pacientes con riesgo de Alzheimer

Esta enfermedad neurodegenerativa es la principal causa de demencia a nivel mundial

Asocian la reducción del colesterol a un menor deterioro cognitivo en pacientes con riesgo de Alzheimer

Investigadores de la Universidad de Heidelberg, en Alemania, han visto que las personas con una predisposición genética a desarrollar Alzheimer podrían reducir su deterioro cognitivo bajando sus niveles de colesterol, según los datos publicados en la revista 'Dementia and Geriatric Cognitive Disorders'.

El hallazgo, realizado a partir de dos estudios epidemiológicos, es una muestra más de que introducir hábitos de vida saludables puede ser clave para reducir las probabilidades de sufrir esta enfermedad neurodegenerativa, que es la principal causa de demencia a nivel mundial.

En concreto, el análisis se basó en uno de los portadores de la apolipoproteína E (ApoE), una variante de una proteína que desempeña un papel crítico en el metabolismo de los lípidos en sangre y que se considera un factor de riesgo genético del Alzheimer, la APoE4.

Entre otras funciones, estos genes transportan a las células nerviosas el colesterol que necesitan para emitir e intercambiar señales, y actualmente se conocen tres variantes o alelos del mismo (E2, E3 y E4).

En uno de los trabajos, liderado por el profesor Hermann Brenner de  la Red de Investigación sobre el Envejecimiento (NAR, en sus siglas en inglés), se investigó en qué grado los portadores del alelo E4 tenían más riesgo de deficiencias cognitivas a medida que envejecían, y lo compararon con las otras variantes genéticas.

En este análisis estaban también interesados en ver la interacción del ApoE4 y los niveles de colesterol, para lo que extrajeron muestras de sangre y utilizaron datos clínicos de otros participantes en un segundo estudio, a los que sometieron a pruebas de memoria y de concentración.

Al cruzar los datos vieron que la relación entre el factor de riesgo ApoE4 y las deficiencias cognitivas, especialmente de la memoria, era también más fuerte en las personas con colesterol alto y enfermedad cardiovascular.

"Una posible explicación de estos resultados podría ser que el cerebro es especialmente sensible a los efectos del ApoE4 una vez que ya se ha visto afectada por las enfermedades cardiovasculares y el colesterol alto", explica Laura Perna, también autora del estudio, que reconoce que este factor de riesgo, además de al Alzheimer, también se asocia a la arteriosclerosis.

Esta patología se caracteriza por un estrechamiento de las arterias como consecuencia de la acumulación de grasa y puede causar serios problemas cardiacos. Entre las causas están los niveles elevados de colesterol LDL, en sangre, que es más frecuente entre los portadores de la ApoE4.

Aunque los autores no entienden del todo esta asociación, reconocen la relevancia clínica de los resultados ya que "tanto el colesterol elevado como las enfermedades cardiovasculares son potencialmente evitables, al tiempo que también se pueden contrarrestar con una dieta y unos hábitos de vida saludables", ha explicado Brenner.

"Y lo que es bueno para el corazón también podría ser bueno para el cerebro y la memorial, en especial para los portadores del factor ApoE4", ha concluido.