• 11:02
  • martes, 19 de octubre de 2021

Las autoridades sanitarias estadounidenses tardaron dos días en diagnosticar de ébola al paciente

Durante este tiempo el paciente ha tenido contacto con varias personas que ahora están en cuarentena

Las autoridades sanitarias estadounidenses tardaron dos días en diagnosticar de ébola al paciente

El primer paciente diagnosticado con ébola en un hospital de Estados Unidos ya había visitado el centro dos días antes y los médicos le enviaron a su casa al presentar síntomas comunes. Los expertos temen que este retraso en la detección haya provocado la infección de otras personas.

El hombre, del que se desconoce su identidad, visitó el Hospital Presbiteriano de Texas, en Dallas. Los facultativos no encontraron "síntomas específicos" y se limitaron a enviarle a casa con antibióticos, según ha explicado este jueves el especialista en enfermedades infecciosas del centro, el doctor Edward Goodman.

Dos días después, el paciente tuvo que ser trasladado al hospital en ambulancia. El equipo de emergencia que lo trasladó ha sido puesto en cuarentena, aunque todos los miembros han dado negativo en las pruebas.

A pesar de las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), que aconsejan preguntar a los pacientes por sus viajes recientes, ningún médico del hospital de Dallas se interesó por los últimos viajes del paciente durante su primera visita. Los doctores no descubrieron que el hombre acababa de volver de Liberia, uno de los países más afectados por el ébola.

El doctor Goodman ha asegurado que el hospital está revisando todos los pasos que siguieron en la primera visita para encontrar dónde estuvo el fallo. "Nuestro personal está completamente entrenado en los protocolos de enfermedades infecciosas", ha justificado.

Las primeras fases del ébola presentan síntomas parecidos a los de virus comunes como dolor de cabeza, fiebre, fatiga, dolor muscular o irritación de garganta, por lo que es difícil detectarlo. Por este motivo, las autoridades sanitarias recomiendan preguntar por los lugares que se han visitado recientemente

Un experto en enfermedades infecciosos de la Universidad de Minesota, el doctor Michael Osterholm, ha señalado que el retraso de dos días ha supuesto un "un punto crítico". "Va a ser muy importante volver y ver esto y preguntar qué ocurrió y qué se podría haber hecho de forma distinta", ha añadido.

Osterholm ha criticado la actuación del personal del centro por no interesarse por los últimos viajes del paciente. "Hoy, preguntar por su historial de viajes a alguien que llega a un centro hospitalario, debería ser una pregunta estándar", ha subrayado.

El director del CDC, el doctor Thomas Frieden, no ha descartado que otras personas estuvieran expuestas al contacto, aunque sostiene que no fueron muchas y que se limitaría al círculo familiar. Frieden también se ha mostrado sorprendido por el hecho de que el hombre no era un trabajador humanitario en África Occidental, como los otros cinco pacientes expuestos a la enfermedad, y se ha preguntado cómo pudo contraer el virus.

El vicepresidente para la Preparación y Respuesta de la Salud Pública en el A&M Centro de Ciencias de la Salud de Texas, Gerald Parker, también ha lamentado el retraso en la detección. "En cualquier tipo de emergencia desearías que las cosas hubieran ido un poco más rápido", ha comentado en referencia a dos días que pasaron entre las dos visitas del hombre.

Parker no se ha mostrado sorprendido por este caso, pero ha incidido en que "el ébola es un asunto de seguridad global y nacional". Parker también considera que Estados Unidos debería "doblar los esfuerzos para ayudar a África Occidental a conseguir que este brote esté bajo control".

La epidemiologa Ann Rimoin, de la Universidad de California Los Angeles, no cree que el tiempo suponga una preocupación excesiva puesto que el ébola solo puede contagiarse por el contacto directo con los fluidos corporales de un paciente infectado. "Hasta que alguien se pone muy, muy enfermo no es muy contagioso", ha explicado Rimoin, que ha excusado al hospital "probablemente sospecharon que era fiebre tifoidea o malaria, que es más común".