• 13:16
  • lunes, 18 de octubre de 2021

Una campaña advertirá de la relación entre la tos persistente y el cáncer de pulmón

La campaña trata de mejorar el diagnóstico del tumor más común y el que más fallecimientos provoca

Una campaña advertirá de la relación entre la tos persistente y el cáncer de pulmón

Las autoridades británicas preparan una nueva campaña de concienciación para potenciar la detección precoz del cáncer de pulmón con la que pretenden alertar de la importancia de no obviar la tos persistente, ya que es un síntoma que puede advertir de la presencia de estos tumores.

Según un reciente trabajo de investigación elaborado por la organización no gubernamental Cancer Research UK, existe una concienciación muy baja de que una tos persistente puede ser indicio de esa enfermedad.

En cambio, sí tiene mucho más claro que un bulto puede ser síntoma de cáncer de mama o que el sangrado en las heces o la orina puede deberse a un cáncer de colon, riñón o próstata.

En este sentido, las autoridades dicen que es un error no prestarle atención a la tos, animando a los ciudadanos a acudir al médico cuando ésta se alargue por tres semanas o más.

Así lo ha explicado el director del área de cáncer del Departamento de Salud británico, Mike Richards, quien ha recordado que para tener mayores probabilidades de supervivencia, es vital que los pacientes con cáncer sean tratados en forma urgente.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2008, más de 1,37 millones de personas murieron en todo el mundo a causa de esta enfermedad, casi el doble de los que fallecieron por cáncer de estómago, el segundo más letal.

Nueve de cada diez casos de esta enfermedad son causados por la adicción al tabaco y, aunque la mayoría son incurables, un diagnóstico temprano aumenta enormemente las posibilidades de supervivencia de los pacientes.

En Inglaterra, por ejemplo, el 80 por ciento de las personas a las que se les detecta la enfermedad en forma temprana siguen vivas cinco años después del hallazgo, mientras que en el caso de los diagnósticos tardíos esa cifra cae al 7 por ciento.