• 11:47
  • lunes, 18 de octubre de 2021

El DDT está vinculado a la obesidad y la diabetes

Los modelos experimentales de género femenino presentaron un mayor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y colesterol que el modelo masculino

El DDT está vinculado a la obesidad y la diabetes

La exposición de modelos experimetales hembra gestantes al pesticida DDT está vinculada a un mayor riesgo de obesidad, diabetes, colesterol alto y condiciones relacionadas en la descendencia femenina más tarde en la vida, según un estudio dirigido por la Universidad de California, Davis, en Estados Unidos. El DDT fue prohibido en Estados Unidos en la década de 1970, pero sigue siendo utilizado para el control de la malaria en países como India y Sudáfrica.

El trabajo, publicado en la edición digital de la revista 'Plos One', es el primero en mostrar que la exposición al DDT eleva el riesgo de las mujeres de desarrollar más tarde síndrome metabólico, un conjunto de condiciones que incluyen aumento de la grasa corporal, la glucosa en sangre y el colesterol.

Los investigadores dieron a modelos experimentales dosis de DDT comparables a la exposición de las personas que viven en las regiones infestadas de malaria donde se rocía este pesticida con regularidad, así como a la exposición a la que pudieron estar sometidas las madres embarazadas de adultos estadounidenses que tienen ahora unos 50 años.

Los científicos encontraron que la exposición a DDT antes de nacer redujo el metabolismo de los modelos hembra y disminuyó su tolerancia a las bajas temperaturas, lo que aumentó su probabilidad de desarrollar síndrome metabólico y gran cantidad de enfermedades vinculadas.

"Como los mamíferos, tenemos que regular la temperatura de nuestro cuerpo para vivir -explica la autora principal, Michele La Merrill, profesora adjunto de Toxicología Ambiental en la UC Davis--. Encontramos que el DDT redujo la capacidad de los modelos hembra de generar calor. Si no se genera mucho calor, en lugar de quemar calorías, se están almacenando".

La investigación detectó importantes diferencias de género en la respuesta de los modelos experimentales al DDT. Las mujeres tienen un mayor riesgo de obesidad, diabetes tipo 2 y colesterol, pero en los hombres, la exposición a este pesticida no afectó a sus niveles de obesidad o colesterol y causó sólo un pequeño incremento en los niveles de glucosa.

Una dieta alta en grasa también provocó que los modelos hembra tuvieran más problemas con la glucosa, la insulina y el colesterol, pero no fue un factor de riesgo para los hombres. Según los autores de este estudio, las diferencias de sexo requieren más investigación.