• 09:16
  • sábado, 23 de octubre de 2021

Detallan cómo los anticuerpos entran en las neuronas para combatir la infección

La investigación puede tener implicaciones para prevenir y tratar una amplia gama de patologías, incluyendo el herpes y el síndrome de Guillain-Barre, que se ha relacionado con el virus Zika

Detallan cómo los anticuerpos entran en las neuronas para combatir la infección

Científicos de la Universidad de Yale, en Estados Unidos, han resuelto un rompecabezas del sistema inmunológico: cómo los anticuerpos entran en el sistema nervioso para controlar las infecciones virales. Su hallazgo, que se detalla en Nature, puede tener implicaciones para prevenir y tratar una amplia gama de patologías, incluyendo el herpes y el síndrome de Guillain-Barre, que se ha relacionado con el virus Zika.

Muchos virus, como el del Nilo Occidental, Zika y el virus del herpes simple entran en el sistema nervioso, donde se pensaba que estaban lejos del alcance de los anticuerpos. Los immunobiologistas de Yale Akiko Iwasaki y Norifumi Iijima emplearon modelos de ratones para investigar cómo los anticuerpos podrían acceder al tejido nervioso con el fin de controlar la infección.

En modelos experimentales infectados con herpes, observaron un papel previamente no reconocido de las células T CD4, un tipo de glóbulo blanco que protege contra la infección enviando señales para activar la inmunidad. En respuesta a la infección por herpes, las células T CD4 entraron en el tejido nervioso, secretaron proteínas de señalización y permitieron el acceso del anticuerpo a los sitios infectados. Las células T CD4 y los anticuerpos combinados limitaron la propagación viral.

"Se trata de un diseño muy elegante del sistema inmunológico para permitir que los anticuerpos lleguen a los sitios de infección --subraya Iwasaki--. Las células T CD4 sólo van al sitio donde hay un virus".

Las implicaciones del hallazgo son múltiples. Sin las células T CD4, las terapias basadas en anticuerpos que se están desarrollando para enfermedades como el herpes pueden no ser suficientes para controlar la infección, según Iwasaki. Por el contrario, para patologías autoinmunes mediadas por anticuerpos, como el síndrome de Guillain-Barre, "puede ser beneficioso bloquear la entrada de T CD4 en los tejidos neuronales", añade.