• 01:52
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Se detecta casi medio millón de casos de tuberculosis más de los que se pensaba

En el último año se produjeron 1,5 millones de fallecimientos como consecuencia de la enfermedad tuberculosa

Se detecta casi medio millón de casos de tuberculosis más de los que se pensaba

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que en el último año se han producido 9 millones de nuevos casos de tuberculosis, casi medio millón más de los estimados previamente gracias a los esfuerzos realizados para mejorar la recopilación de datos y conocer el alcance de la epidemia.

En el último informe mundial contra la tuberculosis elaborado por este organismo de Naciones Unidas se observa además como en el último año se produjeron 1,5 millones de fallecimientos como consecuencia de esta bacteria, incluyendo los cerca de 360.000 personas que también eran VIH positivos.

Unos datos que muestran como la tasa de mortalidad por tuberculosis sigue cayendo ya que, desde 1990, se ha reducido en un 45 por ciento, mientras que el número de casos ha descendido a un ritmo del 1,5 por ciento cada año.

De este modo, la OMS estima que se han salvado unos 37 millones de vidas gracias al uso de diagnósticos y tratamientos eficaces desde el año 2000.

"Gracias a un esfuerzo coordinado de los países, la OMS y otras entidades colaboradores, se han mejorado sustancialmente las encuestas nacionales y los esfuerzos de vigilancia. Esto nos ha proporcionado más y mejores datos, y nos acerca cada vez más a comprender la verdadera carga de la tuberculosis", ha reconocido Mario Raviglione, director del Programa Mundial contra la Tuberculosis de la OMS.

El informe, sin embargo, alerta de que hay un "asombroso" número de vidas que se están perdiendo como consecuencia de una enfermedad "curable" y alrededor de 3 millones de afectados se siguen se "perdiendo" por los sistemas de salud cada año, bien porque no son diagnosticados bien porque se detectan pero no quedan registrados.

Asimismo, denuncian que la falta de fondos está obstaculizando los esfuerzos para combatir la epidemia a nivel mundial, ya que estiman que cada año serían necesarios cerca de 8.000 millones de dólares para dar una respuesta completa a esta enfermedad. Sin embargo, hay un déficit anual de cerca de 2.000 millones anuales.

De todos los casos, la OMS recuerda que la principal preocupación es el abordaje de casos de tuberculosis multirresistente (MDR-TB), más difícil de tratar y con peores tasas de curación, de los que se detectan unos 480.000 cada año a nivel mundial. De hecho, representan el 3,5 por ciento de todos los casos registrados en 2013.

Mientras que el porcentaje estimado de nuevos casos de tuberculosis multirresistente se mantiene sin cambios, hay epidemias graves en algunas regiones, especialmente en Europa del Este y Asia Central. Además, denuncia este organismo, en muchos lugares la tasa de éxito del tratamiento es alarmantemente bajo.

Por otro lado, alertan, la tuberculosis extremadamente resistente (XDR-TB) es "aún más cara y difícil de tratar" que la MDR-TB, y hasta ahora se han notificado casos en 100 países.

Desde 2009, y gracias a que cada vez hay más laboratorios desarrollando test rápidos para su diagnóstico, se han triplicado los casos más resistentes, lo que propició que en 2013 se detectaran 136.000 casos y 97.000 iniciaran tratamiento.

Aunque el número de pacientes tratados se ha triplicado desde 2009, la OMS denuncia que al menos hubo 39.000 pacientes diagnosticados que no pudieron recibir tratamiento, lo que en parte propicia que la tasa de curación en estos casos fuera de sólo el 48 por ciento.

"Los avances que se han logrado en la lucha contra la MDR-TB han sido duros y deben intensificarse. Contener y revertir la epidemia requiere esfuerzos inmediatos y sostenidos por parte de todas las partes interesadas", ha reconocido Karin Weyer, coordinadora de la OMS para laboratorios, diagnósticos y resistencia a medicamentos.

Esta experta ha lamentado que siga existiendo una brecha entre la detección de la enfermedad y el momento real en que comienza el tratamiento, y recuerda que en aquellos países como Estonia o Letonia, donde se ha impulsado una atención universal los casos, "se han reducido significativamente, lo que "demuestra que puede lograrse".

Además, la OMS también ha celebrado el descenso de las muertes por tuberculosis relacionadas con el VIH, que han representado un tercio de todos los casos en la última década.

En concreto, se estima que 1,1 millones (13%) de los 9 millones de personas que desarrollaron tuberculosis en 2013 eran VIH-positivos, y en 4 de cada 5 casos y muertes se produjeron en la Región de África.

Aunque el número de muertes por tuberculosis entre las personas con VIH ha caído durante casi una década, de 540.000 en 2004 a 360.000 en 2013, los expertos creen que el tratamiento antirretroviral, la terapia preventiva y otras intervenciones deben seguir ajustándose para continuar este descenso.