• 09:23
  • sábado, 23 de octubre de 2021

Los diabéticos con bomba de insulina tienen un 29 por ciento menos riesgo de fallecer que los tratados por vía perenteral

En el caso de enfermedad cardiovascular la reducción del riesgo de fallecimiento llega al 43 por ciento

Los diabéticos con bomba de insulina tienen un 29 por ciento menos riesgo de fallecer que los tratados por vía perenteral

Un estudio de más de 18.000 pacientes con diabetes tipo 1 ha demostrado que el uso de las bombas para administrar la insulina en lugar del tratamiento con múltiples inyecciones diarias de insulina resulta en una reducción del 29 por ciento de todas las causas de mortalidad y del 43 por ciento del riesgo de enfermedad cardiovascular fatal enfermedad (ECV), es decir, enfermedad coronaria o accidente cerebrovascular.

Los resultados de esta investigación se presentaron en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes, que se celebra en Viena, Austria, por parte de uno de sus autores, la doctora Soffia Gudbjörnsdottir, de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, y colegas. El tratamiento con la bomba de insulina o infusión continua de insulina subcutánea (CSII) se lleva dando desde hace más de 30 años porque mejora el control del azúcar en la sangre y la calidad de vida. Sin embargo, pocos estudios han examinado el efecto de esta fórmula sobre el riesgo a largo plazo para la enfermedad cardiovascular (ECV) y la mortalidad.

En este estudio a nivel nacional, los autores vigilaron a pacientes con diabetes tipo 1 del Registro Nacional de Diabetes sueco. La comparación se realizó entre 2.441 pacientes con CSII y 15.727 diabéticos con múltiples inyecciones diarias de insulina, seguidos durante un periodo de estudio medio de casi siete años.

Los investigadores encontraron que los pacientes con bombas de insulina eran un 29 por ciento menos propensos a fallecer por cualquier causa que aquellos con múltiples dosis de insulina y también tenían un 43 por ciento menos de probabilidades de desarrollar ECV fatal, con los dos resultados estadísticamente significativos.

Analizando específicamente la enfermedad coronaria fatal o no fatal, el uso de la bomba se asoció con una reducción del riesgo del 18 por ciento (significación estadística marginal). Se vieron disminuciones no significativas de riesgo con el tratamiento de la bomba de insulina para la ECV fatal/no fatal y para la mortalidad no por enfermedad cardiovascular.

Elementos de confusión no analizados como la personalidad, el tipo de atención, con qué frecuencia se controla el azúcar en la sangre, la educación sobre la diabetes, el uso de la monitorización continua de la glucosa (CGM) o la  adhesión podrían, según los autores, afectar a los resultados. Sin embargo, realizaron un análisis de sensibilidad que mostró que era poco probable que estos factores de confusión alteraran las conclusiones.

Los autores afirman: "La conclusión de este gran estudio observacional es que el tratamiento de la bomba puede estar asociado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y mortalidad por cualquier causa en comparación con las inyecciones".