• 02:28
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Dosis altas de estatinas antes y después de la cirugía cardiaca no reducen el riesgo de lesión renal

Entre los pacientes que ya estaban tomando una estatina, no hubo evidencia de que continuar con estatinas perioperatorias o la retirada afectara a la lesión renal postoperatoria

Dosis altas de estatinas antes y después de la cirugía cardiaca no reducen el riesgo de lesión renal

Entre los pacientes sometidos a cirugía cardiaca, el tratamiento con dosis altas de atorvastatina antes y después de la cirugía no redujo el riesgo total de la lesión renal aguda en comparación con el placebo, según un estudio publicado en la revista JAMA y que se hace público para coincidir con su presentación en el 45º Congreso de Cuidados Médicos Críticos organizado por la Sociedad de Cuidados Críticos. Los autores dicen que los resultados no apoyan el inicio de la terapia con estatinas para prevenir la lesión renal aguda tras la cirugía cardiaca.

La lesión renal aguda complica la recuperación de la cirugía cardiaca en hasta un 30 por ciento de los pacientes. Las estatinas afectan a varios mecanismos que subyacen a la lesión renal aguda postoperatoria, pero estudios previos han encontrado resultados contradictorios sobre el efecto de las estatinas para reducir la lesión renal aguda en pacientes sometidos a cirugía cardiaca.

Frederic T. Billings IV, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennesse, Estados Unidos, y sus colegas asignaron aleatoriamente a los pacientes de cirugía cardiaca al tratamiento con estatinas de 80 mg de atorvastatina al día antes de la cirugía, 40 mg de atorvastatina la mañana de la cirugía, y 40 mg de atorvastatina el día después de la cirugía o placebo.

Los pacientes que ya estaban tomando una estatina antes de su inclusión en el estudio continuaron con ella hasta el día de la cirugía, fueron asignados al azar a 80 mg de atorvastatina de la mañana de la cirugía y 40 mg de atorvastatina a la mañana siguiente o placebo, y volvieron a tomar la estatina prescrita previamente en el segundo día postoperatorio.

Entre todos los participantes, la lesión renal aguda ocurrió en 64 de 308 (21 por ciento) en el grupo de atorvastatina frente a 60 de 307 (19,5 por ciento) en el grupo placebo. Entre los pacientes sin tratamiento previo a la terapia con estatinas, se produjo lesión renal aguda en 22 de 102 (22 por ciento) en el grupo de atorvastatina versus 13 de 97 (13 por ciento) en el grupo placebo y no hubo un mayor aumento en la concentración de creatinina en suero en el grupo de atorvastatina en comparación con el de placebo.

Entre los pacientes que ya tomaban una estatina, la lesión renal aguda sucedió en el 20 por ciento de los pacientes en el grupo de atorvastatina en comparación con el 22 por ciento en el grupo de placebo. "Este ensayo doble ciego, controlado con placebo y aleatorizado no encontró ninguna evidencia de que dosis altas de atorvastatina perioperatoria redujeran la incidencia o la severidad de la lesión renal aguda después de la cirugía cardiaca", señalan los autores.

"Entre los pacientes no tratados previamente a la terapia con estatinas, dosis altas de atorvastatina perioperatoria elevaron las concentraciones séricas de creatinina, y hay algunas pruebas de que el tratamiento con estatinas puede aumentar la lesión renal aguda entre los pacientes sin tratamiento previo al tratamiento con estatinas con enfermedad renal crónica preexistente. Entre los pacientes que ya estaban tomando una estatina, no hubo evidencia de que continuar con estatinas perioperatorias o la retirada afectara a la lesión renal postoperatoria", escriben los investigadores.