• 00:49
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Una dosis baja de ácido acetil salicílico diario puede proteger frente a las complicaciones de la preeclampsia

El tratamiento profiláctico debería utilizarse desde el segundo trimestre de embarazo

Una dosis baja de ácido acetil salicílico diario puede proteger frente a las complicaciones de la preeclampsia

Una dosis baja de ácido acetil salicílico diaria desde el segundo trimestre del embarazo puede prevenir las complicaciones de la preeclampsia, según concluye un artículo publicado en 'Annals of Internal Medicine'. La preeclampsia es una condición caracterizada por presión arterial alta y proteinuria durante la segunda mitad del embarazo.

Los resultados de salud perinatales pobres están asociados con la preeclampsia, debido principalmente a un mayor riesgo de restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) o parto prematuro médicamente iniciado. La preeclampsia es la causa principal de las muertes maternas y es responsable de más de un tercio de la morbilidad materna grave y el 15 por ciento de los nacimientos prematuros.

Predecir qué pacientes desarrollarán preeclampsia no es posible, pero algunas condiciones, como la preeclampsia en un embarazo anterior o enfermedades crónicas como la diabetes, la hipertensión y la enfermedad renal ponen a las mujeres en alto riesgo. La prevención es imprescindible porque el único tratamiento efectivo para la preeclampsia es el parto, lo que puede tener efectos nocivos neonatales graves antes de las 34 semanas de gestación.

Los investigadores llevaron a cabo una revisión de la evidencia sistemática para determinar los riesgos y beneficios del ácido acetil salicílico en dosis bajas para prevenir la morbilidad y mortalidad de la preeclampsia. Estos científicos vieron que cuando las mujeres con alto riesgo de preeclampsia comenzaron a tomar una dosis baja de aspirina todos los días después del primer trimestre, el riesgo de desarrollar preeclampsia durante el embarazo se redujo en un 24 por ciento.

Además, el riesgo de parto prematuro disminuyó en un 14 por ciento y el riesgo de restricción del crecimiento intrauterino bajó un 20 por ciento con la ingesta baja de ácido acetil salicílico. En la literatura no existen daños detectados por dosis bajas de ácido acetil salicílico diario.