• 17:41
  • martes, 26 de octubre de 2021

Dosis diarias de antibióticos ayudan a las bacterias a desarrollar tolerancia a múltiples fármacos

Debido al consumo excesivo y el mal uso frecuente de los antibióticos, las bacterias resistentes a los medicamentos son cada vez más comunes

Dosis diarias de antibióticos ayudan a las bacterias a desarrollar tolerancia a múltiples fármacos

Los antibióticos no erradican fácilmente la bacteria intestinal Escherichia coli, ya que algunas bacterias sobreviven el tratamiento en un estado latente. Una vez que se interrumpe el tratamiento, estas células latentes pueden reactivarse y recolonizar el cuerpo.

Investigadores de la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, han demostrado que cuanto más frecuentemente reciben antibióticos las bacterias, más sobreviven; incluso, evolucionando hasta convertirse en bacterias con tolerancia a múltiples fármacos.

Los antibióticos son esenciales en la lucha contra las infecciones bacterianas y salvan incontables vidas, pero debido al consumo excesivo y el mal uso frecuente de los antibióticos, las bacterias resistentes a los medicamentos son cada vez más comunes. Pero, incluso, cuando se trata de bacterias no resistentes, en ocasiones estallan infecciones de nuevo después de un curso aparentemente exitoso de antibióticos.

Para examinar este fenómeno en detalle, científicos del Centro de Genética Microbiana y de las Plantas KU Lovaina trató bacterias intestinales Escherichia coli con dosis diarias de antibióticos en el laboratorio. A pesar de que la mayoría de las bacterias murió en un principio, algunas bacterias encuentran una manera rápida de adaptarse con cambios mínimos en su material genético.

El resultado fue el rápido desarrollo de muchas células persistentes, que están en un estado inactivo, y, como resultado, no son susceptibles al tratamiento antibiótico. Estas supervivientes son no resistentes --lo que significa que no pueden seguir creciendo durante un tratamiento antibiótico-- pero tolerantes; es decir, que sobreviven al tratamiento con antibióticos y pueden reanudar su reproducción tras finalizar el tratamiento.

"Estas células tolerantes solo pueden aguantar el tratamiento", dice el profesor de Michiels. "En el primer día de tratamiento, todavía están presentes, aunque en pequeñas cantidades. Se aseguran de que la población no es aniquilada y que puede ser reconstituida después del tratamiento con antibióticos. Con el tiempo, la persona termina con una población entera que es tolerante a varios antibióticos", añade.

Un nuevo escollo en el desarrollo de antibióticos

El equipo de investigación del profesor Michiels mostró que el número de células tolerantes en una población aumenta a medida que las bacterias están expuestas a los antibióticos más a menudo: dosis diarias tienen un impacto más grande que dosis semanales. Afortunadamente, el número de células con tolerancia a múltiples fármacos disminuye de nuevo tan pronto como termina el tratamiento antibiótico.

"Es una práctica común detectar resistencia durante los tratamientos con antibióticos, pero no la tolerancia Y, sin embargo, las bacterias tolerantes puede llegar a desarrollar resistencia a los antibióticos, lo que se suma a la crisis mundial de los antibióticos: el desarrollo de nuevos antibióticos no puede seguir el ritmo de la creciente resistencia a los antibióticos de las bacterias. Por lo tanto, averiguar cómo y por qué más bacterias desarrollan tolerancia a los antibióticos es importante para mejorar las terapias futuras y así salvar vidas", concluye Michiels.

El equipo de la Universidad de Lovaina está examinando si otros patógenos muestran un aumento similar en la tolerancia y si el mismo proceso de adaptación genética se produce el tratamiento de las infecciones en los seres humanos.