• 16:52
  • martes, 26 de octubre de 2021

Un estudio detalla cómo las bacterias saprofitas podrían ayudar a prevenir neumonías e infecciones del oído medio

El 'Corynebacterium accolens', es una especie bacteriana inofensiva que comúnmente coloniza las fosas nasales y puede ayudar a inhibir al 'Streptococcus pneumoniae'

Un estudio detalla cómo las bacterias saprofitas podrían ayudar a prevenir neumonías e infecciones del oído medio

Un nuevo estudio del Instituto Forsyth, en Estados Unidos, está ayudando a arrojar más luz sobre las importantes conexiones entre las diversas bacterias en nuestro microbioma. Según un estudio publicado en 'mBio', científicos de Forsyth, dirigidos por la doctora Katherine P. Lemon, junto con colaboradores en la Universidad de Vanderbilt, Estados Unidos, han demostrado que una bacteria inofensiva que se encuentra en la nariz y en la piel puede influir negativamente en el crecimiento de un patógeno que comúnmente causa infecciones del oído medio en niños y neumonía en niños y adultos mayores.

Este estudio proporciona la primera evidencia de que 'Corynebacterium accolens', una especie bacteriana inofensiva que comúnmente coloniza la nariz, puede ayudar a inhibir 'Streptococcus pneumoniae' ('S. Pneumoniae'),  una causa importante de neumonía, meningitis, infección del oído medio y sinusitis.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 'S. Pneumoniae' conduce a más de 1 millón de muertes cada año, principalmente en los niños pequeños en los países en desarrollo. Aunque la mayoría de las personas que albergan 'S. Pneumoniae' no desarrollan estas infecciones, la colonización aumenta en gran medida el riesgo de y es beneficiosa para la infección y la transmisión.

El estudio, publicado este martes en 'mBio', la primera autor Lindsey Bomar y sus colegas muestran que 'C. Accolens' están sobrerrepresentadas en las narices de los niños que no están colonizados por 'S. Pneumoniae', que se encuentra comúnmente en la nariz de los niños y puede causar infección.

En la investigación de laboratorio, el equipo encontró además que 'C. Accolens' modifica su hábitat local de manera que inhibe el crecimiento de 'S. Pneumoniae' mediante la liberación de ácidos grasos libres antibacterianos de una representación de los triacilgliceroles de la superficie de la piel.

El equipo pasó a identificar la enzima de 'C. Accolens' necesaria para ello. Estos resultados abren el camino para futuras investigaciones para determinar si 'C. Accolens' podría tener un papel como una bacteria beneficiosa que podría emplearse para controlar la colonización de patógenos. Esta investigación está escrita por Lindsey Bomar, Silvio D. Brugger, Brian H. Yost, Sean S. Davies y Katherine P. Lemon.