• 22:08
  • Martes, 21 de Noviembre de 2017

La hipertensión arterial en la juventud se define de manera diferente que en los adultos

Los adolescentes también corren el riesgo de sufrir daño orgánico por hipertensión arterial

La hipertensión arterial en la juventud se define de manera diferente que en los adultos

Los daños a los órganos por presión arterial alta no sólo ocurren en adultos; también puede suceder en adolescentes, de acuerdo con una investigación que se presenta en las Sesiones Científicas del Consejo de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) sobre la hipertensión, el Consejo de AHA sobre el riñón en Enfermedades Cardiovasculares y la Sociedad Americana de Hipertensión, que se celebra en San Francisco, California, Estados Unidos.

Y el daño al corazón y los vasos sanguíneos puede ocurrir en la juventud a niveles de presión arterial que están por debajo de la definición clínica de hipertensión en la juventud. La presión arterial alta en la juventud se define de manera diferente que en los adultos. En la infancia, la presión arterial alta se basa en percentiles, en lugar de nivel de presión arterial. Los investigadores analizaron si el daño orgánico en los adolescentes se desarrolla por debajo del percentil 95, que es la definición clínica de la presión arterial alta en la juventud.

Los investigadores estudiaron la presión arterial y midieron el daño de órganos en 180 adolescentes (14-17 años, 64 por ciento blancos y 57 por ciento hombres) y hallaron evidencia de daño de órganos incluso entre los jóvenes clasificados como "normales" con presión arterial menor que en el percentil 80. También encontraron daño en el corazón y los vasos en el grupo de riesgo medio, que tenía presiones sanguíneas en los percentiles de 80 a 90 y el grupo de alto riesgo, con presiones sanguíneas por encima del percentil 90.

"Algunos adolescentes pueden tener dañados órganos relacionados con la presión arterial y no son objetivo de la terapia", subraya la autora del estudio Elaine M. Urbina, directora de Cardiología preventiva en el Centro Médico del Hospital Infantil Cincinnati, en Ohio, Estados Unidos. "Imágenes del corazón pueden ser útiles en la juventud en el rango de presión arterial alta-normal para determinar cómo de agresiva debe ser la terapia", añade.