• 00:24
  • Lunes, 18 de Diciembre de 2017

La hipertensión arterial de la madre en la gestación aumenta el riesgo de obesidad infantil

Se calcula que 42 millones de niños de 5 años o menos cumplen los criterios para tener obesidad o padecer sobrepeso

La hipertensión arterial de la madre en la gestación aumenta el riesgo de obesidad infantil

Cuando las mujeres embarazadas tienen una presión arterial elevada durante el embarazo, pueden elevar el riesgo de desarrollar obesidad infantil en sus hijos, según un estudio publicado en 'Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism', de la Sociedad de Endocrinología.

La obesidad infantil se ha convertido en un problema de salud pública internacional. Se calcula que 42 millones de niños de 5 años o menos cumplen los criterios para tener obesidad o padecer sobrepeso, según la Comisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para acabar con la obesidad infantil.

"Nuestro estudio es el primero en demostrar que, entre las mujeres embarazadas, la presión arterial elevada se vincula con un mayor riesgo de sobrepeso y obesidad para sus hijos --apunta el primer autor del estudio, Ju-Sheng Zheng, de la Universidad de Qingdao, en Qingdao, China, y la Universidad de Cambridge en Cambridge, Reino Unido--. Todavía existía riesgo para los niños de mujeres que no tenían hipertensión, pero cuya presión arterial durante el embarazo estaba en el extremo superior del rango normal".

El estudio prospectivo de cohortes examinó los niveles de presión arterial y el peso en 88.406 parejas madre-hijo que participaron en la Cohorte de Nacimiento Jiaxing en el sureste de China entre 1999 y 2013. Los investigadores analizaron los resultados de la presión arterial de las mujeres en los tres trimestres del embarazo. Durante las visitas de seguimiento, se pesó a los niños cuando tenían entre 4 y 7 años.

Entre las mujeres que eran hipertensas durante el segundo trimestre, sus hijos registraban un 49 por ciento más de probabilidades de ser clasificados como con sobrepeso o tener obesidad en comparación con los hijos de madres que tenían niveles más bajos de presión arterial. Los niños de mujeres con hipertensión arterial durante el tercer trimestre eran un 14 por ciento más propensos a cumplir con los criterios de sobrepeso u obesidad. El tamaño corporal de la madre antes del embarazo no afectó a la relación.

"Los resultados indican que todas las mujeres embarazadas y sus médicos deben controlar y tratar de limitar un aumento sustancial de la presión arterial en el embarazo entre mediados y finales de la gestación --apunta Zheng--. Esto puede ayudar a reducir la probabilidad de que sus hijos resulten afectados por la obesidad".