• 11:04
  • sábado, 23 de octubre de 2021

Una infección en el mosquito transmisor de la malaria que puede ayudar a controlar la enfermedad

El mosquito 'Anopheles' es el animal más mortal del planeta siendo responsables de más de 600.000 muertes cada año en todo el mundo

Una infección en el mosquito transmisor de la malaria que puede ayudar a controlar la enfermedad

Investigadores han encontrado la primera evidencia de infección bacteriana intercelular en poblaciones naturales de dos especies de mosquitos 'Anopheles', los principales vectores de la malaria en África. Se ha visto en el laboratorio que la bacteria, llamada 'Wolbachia', reduce la incidencia de infección del patógeno en los mosquitos y tiene el potencial de utilizarse para controlar las poblaciones de mosquitos transmisores de la malaria.

"Wolbachia' es una bacteria interesante que parece perfectamente adecuada para el control de los mosquitos. Sin embargo, había serias dudas de que alguna vez se pudiera utilizar en contra de las poblaciones de 'Anopheles", señala Flaminia Catteruccia, profesora asociada de Inmunología y Enfermedades Infecciosas de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH), en Boston, Estados Unidos, y en la Universidad de Perugia, Italia.

"Nos quedamos encantados cuando identificamos la infección en poblaciones naturales de mosquitos porque este hallazgo podría generar nuevas oportunidades para detener la propagación de la malaria", añade esta autora del estudio, cuyas consclusiones se publican en la edición digital de 'Nature Communications'.

Los mosquitos 'Anopheles' son el animal más mortal del planeta, responsables de la transmisión de la malaria, que causa en todo el mundo más de 600.000 muertes cada año y pone a la mitad de la población mundial en riesgo de enfermedades. Las infecciones por 'Wolbachia' se propagan rápidamente a través de poblaciones de insectos silvestres al promover un fenómeno de reproducción llamado incompatibilidad del citoplasma (CI), y el 66 por ciento de las especies de artrópodos está infectado.

Sin embargo, se piensa comúnmente que los mosquitos 'Anopheles' no son huéspedes naturales para las infecciones de 'Wolbachia' y los intentos por encontrar infecciones en los mosquitos en el campo han resultados fallidos. El coautor Francesco Baldini, de la Universidad de Perugia, Italia y HSPH, junto a investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica en Francia, recogieron mosquitos 'Anopheles' de distintos pueblos en Burkina Faso, África Occidental, y analizaron sus tractos reproductivos.

El objetivo de estos expertos era identificar todas las bacterias en los sistemas reproductivos de ambos mosquitos, machos y hembras; pero no buscaban 'Wolbachia' directamente. Estos científicos encontraron una nueva cepa de la infección, a la que llamaron 'Wanga', de forma que ahora, según dicen, pueden investigar si esa cepa comparte propiedades con otras de 'Wolbachia', lo que podría permitir estrategias de control mediante la inducción de CI y la reducción el número de 'Plasmodium', el parásito que causa la malaria, en los mosquitos 'Anopheles' en el campo.

"Si tiene éxito, la explotación de las infecciones de 'Wolbachia' en mosquitos de la malaria podría reducir la carga de la enfermedad a nivel mundial", concluye otra de las autoras de esta investigación, Elena Levashina, del Instituto Max Planck de Biología de las Infecciones, en Berlín, Alemania.