• 12:05
  • martes, 19 de octubre de 2021

Inicia un estudio internacional con diferentes terapias experimentales para prevenir el Alzheimer

El ensayo clínico se llevará a cabo por la Red de Alzheimer hereditario dominante (DIAN) de la Universidad de Washington y los tres medicamentos que se pondrán a prueba han superado con éxito ensayos clínicos previos, en los que se evaluó su seguridad y eficacia

Inicia un estudio internacional con diferentes terapias experimentales para prevenir el Alzheimer

Investigadores de la Universidad de Washington en St.Louis (Estados Unidos) han anunciado que van a iniciar un ensayo clínico pionero a nivel mundial para evaluar la eficacia de tres de los tratamientos experimentales actualmente existentes para prevenir el Alzheimer.

Dicho estudio arrancará a principios de 2013 en principio se han seleccionado a tres de los 12 medicamentos que hay actualmente en investigación: la molécula de Roche gantenerumab y las de Lilly solanezumab y el inhibidor beta-secretasa BACE, cada uno diseñado para atacar la enfermedad de Alzheimer de diferentes maneras.

En las personas con mutaciones hereditarias que causan la aparición temprana de la enfermedad de Alzheimer, el estudio tratará de determinar si los medicamentos pueden mejorar los biomarcadores de Alzheimer y prevenir eficazmente la pérdida de la función cognitiva.

"Este estudio es el resultado de una colaboración sin precedentes entre las instituciones académicas, empresas farmacéuticas y grupos de pacientes", según ha asegurado el investigador principal del estudio, Randall Bateman, quien confía en que esta cartera tan diversa de medicamentos acelere el descubrimiento de un tratamiento efectivo".

En principio está previsto que participen 160 personas que han heredado mutaciones, lo que significa que es casi seguro que desarrollen la enfermedad de Alzheimer a una edad temprana, por lo general en sus 30, 40 o 50 años. El ensayo también controlará la salud de los 80 participantes que no hayan heredado mutaciones.

Los participantes con formas hereditarias de la enfermedad serán asignados al azar para recibir uno de tres fármacos en investigación (75 por ciento) o un placebo (25 por ciento). Los que no tienen mutaciones también recibirá un placebo.

Los científicos estudiarán posibles síntomas indicadores de Alzheimer precoz para ver si los nuevos tratamientos retrasan o detienen la enfermedad. La primera parte del estudio está prevista que dure dos años.