• 00:22
  • martes, 26 de octubre de 2021

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico pueden tener problemas en el embarazo aunque no tengan obesidad

Las afectadas por este trastorno suelen experimentar ciclos menstruales irregulares, un aumento de peso, exceso de vello en la cara y el cuerpo o problemas de fertilidad

Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico pueden tener problemas en el embarazo aunque no tengan obesidad

Investigadores de la Universidad de Cardiff en País de Gales (Reino Unido) han descubierto que el síndrome de ovario poliquístico también puede causar problemas durante el embarazo en aquellas mujeres que tienen un peso normal y no sólo cuando tienen obesidad como se pensaba en un principio.

El estudio, cuyos resultados publica la revista Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism en su edición digital, se basó en el seguimiento del embarazo de más de 9.000 mujeres con este trastorno, que se produce cuando el organismo presenta niveles elevados de andrógenos y testosterona, hormonas sexuales asociadas al sexo masculino.

Así, vieron que estas mujeres era un 70 por ciento más propensas a sufrir un aborto espontáneo que las de su misma edad que no tienen este trastorno, así como más complicaciones tanto para la madre como para el bebé, pero el riesgo no variaba en función de su índice de obesidad.

"Algunas complicaciones como la diabetes gestacional, la hipertensión arterial, un parto prematuro o un aborto espontáneo eran más frecuentes en estas mujeres, y sus hijos también tenían más riesgo de ictericia o problemas respiratorios", ha reconocido Aled Rees, autor del estudio.

Las afectadas por este trastorno suelen experimentar ciclos menstruales irregulares, además de un aumento de peso, exceso de vello en la cara y el cuerpo o problemas de fertilidad. Pero pueden tomar píldoras anticonceptivas para regular su ovulación meses antes de intentar quedarse embarazadas y reducir este riesgo, han apuntado los autores.

En su estudio, Rees y su equipo analizaron datos de una base de datos de Reino Unido con pacientes vistos en Atención Primaria, incluidos los de un total de 6.861 partos de mujeres con síndrome de ovario poliquístico y 15.214 de mujeres sin este trastorno.

Al cruzar los datos, vieron que este trastorno se asociaba a un riesgo un 32 por ciento mayor de hipertensión arterial durante el embarazo, un 41 por ciento más de sufrir diabetes gestacional, un 25 por ciento más de parto prematuro. Además, casi un 28 por ciento de los partos fueron por cesárea, frente al 24 por ciento de las mujeres sin ese trastorno.

Además, vieron que los bebés de las mujeres con síndrome de ovario poliquístico tenían 20 por ciento más probabilidades de ictericia y problemas respiratorios, el estudio también encontró.