• 00:32
  • Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Nuevos biomarcadores para predecir el riesgo de diabetes tipo 2

Actualmente hay unos 415 millones de diabéticos en todo el mundo y se prevé que en el año 2040 la cifra aumente hasta los 642 millones

Nuevos biomarcadores para predecir el riesgo de diabetes tipo 2

Investigadores de la Universidad de Glasgow, en Escocia (Reino Unido), han identificado nuevos biomarcadores que podrían ayudar a identificar de forma más precisa a las personas con más riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Los autores de esta investigación, que publica en su último número la revista 'PLOS One', confían en que su hallazgo contribuya algún día a combatir el aumento global de casos, ya que actualmente hay unos 415 millones de afectados en todo el mundo y se prevé que en el año 2040 la cifra aumente hasta los 642 millones.

Además, han identificado distintas proteínas o moléculas de micro-ARN que, tras un mayor análisis, podrían convertirse también en futuras dianas terapéuticas para el desarrollo de nuevos fármacos para la diabetes.

Su estudio se basó en un análisis de muestras de sangre de un grupo de pacientes tres años antes de que acabaran desarrollando diabetes tipo 2, y las compararon con muestras de personas de edad y peso similares que mantuvieron un nivel normal de azúcar en sangre durante el mismo período.

En total identificaron 1.129 proteínas en cada muestra de sangre y un total de 754 moléculas de micro-ARN, encargadas de regular la expresión de los genes, y utilizaron un modelo estadístico para determinar cuáles eran los mejores para predecir la diabetes.

Sorprendentemente, identificaron una serie de moléculas en la vía de transición epitelio-mesenquimal y unos cambios en las células beta que pueden reflejar una forma de "estrés" a medida que comienzan a perder sus propiedades productoras de insulina por el exceso de trabajo.

"Confiamos en que compartir este hallazgo con la comunidad investigadora pueda ayudar a combatir la pandemia global de la diabetes y sus complicaciones", ha destacado el profesor John Petrie, principal autor de la investigación.