• 22:17
  • Martes, 21 de Noviembre de 2017

Nuevos predictores del Alzheimer

Una prueba de múltiples genes predice el Alzheimer mejor que el gen APOE E4 solo

Nuevos predictores del Alzheimer

Una nueva prueba que combina los efectos de más de dos docenas de variantes genéticas, la mayoría asociadas por sí mismas con sólo un pequeño riesgo de la enfermedad de Alzheimer, funciona mejor a la hora de predecir qué adultos mayores cognitivamente normales van a desarrollar la demencia de Alzheimer que analizar la conocida variante genética APOE E4, según las conclusiones de un equipo científico dirigido por investigadores de la Universidad de California (UC) San Francisco y UC San Diego, ambas en Estados Unidos.

El APOE E4 ha sido durante mucho tiempo considerado el predictor genético más fuerte de si alguien es probable que desarrolle Alzheimer, aunque sólo lo portan entre el 10 y el 15 por ciento de la población y la investigación reciente sugiere que se han exagerado sus efectos. La puntuación de riesgo poligénico (PHS, por sus siglas en inglés), una prueba desarrollada por el equipo de investigación que llevó a cabo el nuevo estudio, proporciona estimaciones de riesgo para el resto del 85 al 90 por ciento de las personas que no llevan al menos una copia de APOE E4 de otras variantes genéticas que los ponen en riesgo de Alzheimer.

"Más allá del APOE E4 por sí solo, nuestra puntuación de riesgo poligénico puede identificar a personas mayores cognitivamente normales y levemente perjudicados que están en mayor riesgo de desarrollar declive clínico asociado al Alzheimer en el tiempo", señala el investigador postdoctoral de UCSF Chin Hong Tan, y primer autor del artículo sobre esta investigación, publicado en 'Annals of Neurology'.

Los investigadores analizaron cinco años de datos sobre 1.081 sujetos del Centro Nacional de Coordinación del Alzheimer (NACC, por sus siglas en inglés) que no tenían demencia y encontraron que la prueba de PHS podría predecir cuánto tiempo les llevaría progresar a la demencia de Alzheimer, además de cómo de empinado sería su declive cognitivo, incluso después de tener en cuenta si eran portadores de APOE E4.

Actúa como un 'factor de riesgo' para la detección del alzheimer preclínico

Las autopsias de los que desarrollaron Alzheimer demostraron que, incluso entre los que no llevaban una copia de la variante APOE E4, un mayor PHS se asoció con un nivel más alto de placa amiloide --un agregado de proteínas que es un sello distintivo de Alzheimer-- en el cerebro. Estos pacientes también mostraron disminuciones más pronunciadas en las pruebas cognitivas durante sus vidas. Las personas mayores en los percentiles más altos de PHS también mostraron la mayor incidencia de Alzheimer, que se diagnostica con pruebas cognitivas y patología cerebral, independientemente de su estado APOE E4.

Muchos científicos creen ahora que, en lugar de ser una enfermedad del envejecimiento, el Alzheimer puede ser el resultado de un proceso de enfermedad que comienza años, quizás décadas, antes de que aparezcan síntomas de demencia. Muchos piensan que ésta es una de las razones por las cuales tantos medicamentos de Alzheimer probados en personas mayores con demencia han fracasado en ensayos clínicos.

La nueva PHS podría ayudar en la búsqueda de maneras de identificar a aquellos en riesgo de Alzheimer mucho antes de que demuestren síntomas de demencia, por lo que pueden ser tratados antes de que la enfermedad empieza a estropear su cerebro, dicen los investigadores.

La prueba PHS permite a los investigadores calcular un riesgo específico para la edad de desarrollar Alzheimer, basado en la participación de cada persona en 31 variantes genéticas, además de APOE E4. La prueba hace sus predicciones utilizando datos genéticos de más de 70.000 personas en la base de datos NACC, el Proyecto Internacional de Genómica de la Enfermedad de Alzheimer y el Consorcio de Genética de la Enfermedad de Alzheimer.

"A diferencia de otras puntuaciones de riesgo poligénico, la medida continua de PHS se basa en un marco de supervivencia e incorpora las tasas de incidencia de Alzheimer en Estados Unidos", detalla el coautor del trabajo Rahul Desikan, profesor asistente en el Departamento de Radiología e Imagen Biomédica de UCSF. "Más que una prueba diagnóstica, la PHS puede servir como un 'factor de riesgo' genético para la enfermedad de Alzheimer preclínica", concluye.