• 01:20
  • domingo, 24 de octubre de 2021

La OMS avisa de que no se va a llegar al objetivo de erradicar la tuberculosis en 2035 por la falta de recursos

La enfermedad provoca la muerte cada año de 1.500.000 personas en todo el mundo, 300.000 más que el VIH

La OMS avisa de que no se va a llegar al objetivo de erradicar la tuberculosis en 2035 por la falta de recursos

El coordinador del Programa de Enfermedades Transmisibles, Tuberculosis Conjunta, VIH y Hepatitis de la región europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Masoud Dara, ha avisado este martes de que no se va a lograr alcanzar en 2035 el objetivo de erradicar la tuberculosis en el mundo debido a la falta de recursos para prevenir y tratar esta enfermedad.

El experto se ha pronunciado así durante la 6ª Jornada de Actualización de la Tuberculosis, organizada por la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) con motivo de la celebración, el próximo 24 de marzo, del Día Mundial de la enfermedad, que este año lleva por lema 'Unidos para poner fin a la tuberculosis'.

Y es que, aunque la incidencia de la enfermedad se ha reducido en torno al 4 por ciento, todavía quedan "muchos esfuerzos" por hacer para erradicarla. En este sentido, el experto de la OMS ha alertado de que lo que más preocupa a la comunidad científica son los casos de tuberculosis multirresistentes a fármacos y la coinfección con el VIH que, actualmente, afecta al 9 por ciento de todos los enfermos.

"Hasta que no podamos tratar de forma correcta a todos los pacientes vamos a seguir aumentando las resistencias a los tratamientos. El problema que tenemos en la actualidad es que hay pocos medicamentos y las terapias son muy costosas y largas. Por ello, y si no se aumenta la investigación, no vamos a poder alcanzar el objetivo de acabar con la tuberculosis en 2035", ha argumentado Dara.

Para mejorar los recursos, prosigue, se necesita que los países aumenten la inversión para investigar la enfermedad y, por ende, animen a las compañías farmacéuticas a encontrar nuevas formas de tratamiento y, de esta forma, se "interesen" por la enfermedad que cada año provoca la muerte de 1.500.000 personas en todo el mundo, 300.000 más que el VIH.