• 00:20
  • Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Los pacientes con cardiopatía casados tienen mejores tasas de supervivencia

Se ha comprobado que hay mucha evidencia de que el estrés y los eventos estresantes de la vida, como el divorcio, están relacionados con enfermedades del corazón

Los pacientes con cardiopatía casados tienen mejores tasas de supervivencia

El matrimonio es un factor vital que afecta a la supervivencia de los pacientes que han tenido un ataque al corazón, así como a la supervivencia de los pacientes con los factores de riesgo más importantes, según revela una investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC)

Investigadores de la Escuela de Medicina Aston de Birmingham, Reino Unido, utilizaron la base de datos Algoritmo para Comorbilidades, Asociaciones, Longitud de Estancia y Mortalidad (ACALM, por sus siglas en inglés) de pacientes hospitalizados en Inglaterra entre 2000 y 2013 para estudiar el efecto del estado civil sobre la supervivencia en pacientes con factores de riesgo de enfermedad cardiovascular o un ataque cardiaco previo.

Entre los 929.552 pacientes adultos admitidos durante el periodo de estudio, 25.287 sufrieron un ataque cardiaco previo, 168.431 padecían presión arterial alta, 5. 055 tenían colesterol alto y 68.098 estaban aquejados de diabetes mellitus tipo 2. Los pacientes fueron categorizados como solteros, casados, divorciados o viudos y seguidos hasta 2013 para la mortalidad.

De los que sufrieron un ataque al corazón, los pacientes casados eran un 14 por ciento más propensos que los solteros a sobrevivir después del evento. El matrimonio también fue protector en los pacientes con los tres mayores factores de riesgo de enfermedad cardiaca. Los pacientes casados con colesterol alto presentaban un 16 por ciento más de probabilidades de estar vivos al final del estudio. Lo mismo ocurrió con la diabetes y la presión arterial alta, con las personas casadas con un 14y un 10 por ciento más de supervivencia, respectivamente, en comparación con los que eran solteros.

Aunque el efecto protector del matrimonio se ha demostrado antes, éste es uno de los estudios más grandes de su tipo, según los propios autores, quienes destacan también que es el primero en demostrar que este gran efecto beneficioso no sólo es cierto en los pacientes que han tenido un ataque al corazón, sino en aquellos que tienen factores de riesgo cardiovascular evitables, causantes de hasta un 80 por ciento de los ataques al corazón.

Apoyo emocional y físico

El doctor Paul Carter, autor principal del estudio e investigador de la Unidad de Estudio de ACALM, afirma: "El matrimonio y tener un cónyuge en casa es probable que ofrezca apoyo emocional y físico en una serie de niveles que van desde alentar a los pacientes a vivir de maneras más saludables, ayudarles a superar la patología y a seguir su tratamiento farmacológico. Nuestros hallazgos sugieren que el matrimonio es una forma en que los pacientes pueden recibir apoyo para controlar con éxito sus factores de riesgo de enfermedades del corazón y, finalmente, sobrevivir con ellos".

"La naturaleza de una relación es importante y hay mucha evidencia de que el estrés y los eventos estresantes de la vida, como el divorcio, están relacionados con enfermedades del corazón --agrega Carter--. Con esto en mente, también encontramos que los pacientes divorciados con presión arterial alta o un ataque cardiaco previo presentaban menores tasas de supervivencia que los pacientes casados con la misma enfermedad".

El autor principal del trabajo, el doctor Rahul Potluri, fundador de la Unidad de Estudio ACALM, señala: "Los ataques al corazón son eventos devastadores. Es importante que los pacientes reciban el apoyo necesario para hacerles frente, ya sea de un cónyuge, amigos, la familia o la persona que ellos elijan. Los médicos necesitan tratar a los pacientes de una manera holística y fomentar esto, así como el uso de grupos de apoyo y cursos de rehabilitación".