• 09:47
  • martes, 19 de octubre de 2021

La pérdida de años de vida saludables en Europa se duplica en países de bajos y medianos ingresos

Pierden el doble de años de mala salud o muerte prematura que los países de altos ingresos en la región

La pérdida de años de vida saludables en Europa se duplica en países de bajos y medianos ingresos

A pesar del aumento significativo de la esperanza de vida en las últimas décadas en el continente Europeo, un Informe sobre la Salud Europea 2012 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), muestra diferencias significativas entre los países de bajos y medianos ingresos y el resto.

En general, la esperanza de vida de la población ha aumentado 5 años en los últimos 30 años, estableciéndose en los 76 años de media; sin embargo, el informe que ha evaluado la carga de la enfermedad en la población atendiendo a los años de vida y discapacidad (DALYs) de los 53 países de la Región Europea de la OMS, muestra la "compleja" situación de la salud de la población.

"¿Por qué la población en una parte de Europa sufre problemas de salud durante mucho más tiempo o tienen sus vidas truncadas antes que otros en otros lugares? Las desigualdades son innecesarias e injustas, y su influencia negativa en la salud va más allá de las personas directamente afectadas", ha explicado ante estos daros Zsuzsanna Jakab, directora regional de la OMS.

En su opinión, hay que buscar políticas de mejora de la salud que sean equitativas y puedan seguirse desde todas las naciones; "abordando las causas fundamentales de la mala salud y la promoción del bienestar, dando la oportunidad de hacer elecciones saludables, garantizando la igualdad de acceso a los servicios de salud para todos los ciudadanos", ha señalado.

Jakab, que ha recordado el apoyo que en 2012 y 2013 se dio desde todo los países al plan de acción integral sobre Salud 2020, cree que "éstos son los sellos distintivos de una sociedad justa y sana". La próxima semana, del 16 a 19 septiembre 2013 en Cesme Izmir, Turquía,  se celebra la reunión anual de la OMS de los Estados miembros de la UE donde compartirán sus experiencias en la aplicación del Plan Salud 2020, los pasos que están tomando para reducir las desigualdades y sus planes para el futuro, asimismo decidirán sobre la forma de medir su progreso.

"Las desigualdades son el núcleo de todos los desafíos para la salud en Europa. La disminución de la movilidad social y la cohesión social, así como el aumento de las desigualdades en las condiciones de vida, se ven por todas partes, incluso en los países más ricos", advierte el informe.

El aumento de los factores de riesgo, comunes en enfermedades cardiacas, diabetes y cáncer, como son el tabaquismo, una mala nutrición o falta de actividad, se han visto vinculados a las circunstancias sociales de la población. Ante esta situación, la OMS recuerda la necesidad de aumentar las inversiones de los países en su sistema de salud y bienestar social, ya que "determinará su capacidad de recuperación ante las crisis económicas".

Por otra parte, se han observado amenazas transfronterizas para la salud de la población en este contienen, es el caso de enfermedades transmitidas por mosquitos o el aumento de microorganismos resistentes a los antibióticos. Estas amenazas, señala, "muestran que cada país es tan fuerte como su vecino más débil".

El documento destaca la salud infantil como punto de inflexión, incluyendo la prevención del maltrato infantil, que "no sólo es un deber moral, sino también evita sus efectos de por vida en la salud y para el ciclo generacional de abuso"; asimismo, recuerda que hay que asegurarse de que todos los niños sean vacunados contra el sarampión y la rubéola, ya que "tanto ellos como los que les rodean están protegidos contra enfermedades que amenazan la vida".

La OMS no se olvida del momento de crisis económica que atraviesa el continente, pero recuerda que "todos estos problemas son especialmente importantes en un momento de crisis.