• 00:52
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Las personas con fibrilación auricular deben tomar anticoagulantes para prevenir el accidente cerebrovascular

El ritmo cardiaco irregular hace que la sangre permanezca en las cámaras superiores del corazón pudiéndose formar trombos que causen un accidente cerebrovascular

Las personas con fibrilación auricular deben tomar anticoagulantes para prevenir el accidente cerebrovascular

Una guía actualizada de la Academia Americana de Neurología recomienda que las personas con fibrilación auricular no valvular tomen anticoagulantes orales con el fin de prevenir accidentes cerebrovasculares. El informe, que se publica en la revista 'Neurology', cuenta con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Tomar anticoagulantes es especialmente importante para las personas que ya han tenido un derrame o un ataque isquémico transitorio y la fibrilación auricular es un factor de riesgo importante de accidente cerebrovascular. "La Organización Mundial de la Salud ha determinado que la fibrilación auricular está llegando a proporciones epidémicas, afectando a un 0,5 por ciento de la población en todo el mundo", destaca el autor principal de la directriz, Antonio Culebras, de la Universidad de Siracusa, en Nueva York, Estados Unidos, y miembro de la Academia Americana de Neurología.

Aproximadamente una de cada 20 personas con fibrilación auricular no tratada probablemente sufrirá un accidente cerebrovascular en los próximos años. Los anticoagulantes son altamente efectivos en la prevención del accidente cerebrovascular pero también conllevan el riesgo de sangrado, por lo que deben usarse sólo bajo supervisión médica.

Nuevos anticoagulantes se han desarrollado desde la última directriz de la Academia Americana de Neurología sobre este tema, que fue publicada en 1998. La pauta actual determina que los nuevos anticoagulantes  como dabigatran, rivaroxaban y apixaban, son por lo menos tan eficaces, si no más, que el tratamiento establecido de warfarina y proporcionan un menor riesgo de sangrado en el cerebro, además de tener la ventaja adicional de no requerir el análisis de sangre frecuentes que se necesita para la warfarina.

La guía también extiende el valor de este tipo de diluyente de la sangre a muchas personas que están sin tratar, como las personas mayores en general, los individuos con demencia leve y aquellos con riesgo moderado de caídas. "Por supuesto, los médicos tendrán que estudiar la situación individual del paciente al tomar una decisión sobre si usar o no anticoagulantes y cuál usar, ya que los riesgos y beneficios pueden variar para cada persona".