• 10:29
  • sábado, 23 de octubre de 2021

El riesgo de trombosis se eleva durante al menos 12 semanas después del parto

Los expertos recomiendan informar a las pacientes de esta posibilidad  para que acudan a los servicios sanitarios en caso de presentar alguna sintomatología

El riesgo de trombosis se eleva durante al menos 12 semanas después del parto

El riesgo de trombosis en la mujer sigue siendo elevado durante al menos 12 semanas después del parto, es decir, el doble de lo reconocido previamente, según revela un estudio a gran escala presentado en la Conferencia Internacional de Derrame Cerebral 2014, celebrada en San Diego, California, Estados Unidos.

La probabilidad de trombosis aumenta durante el embarazo, cuando las plaquetas y otros factores de coagulación de la sangre se incrementan. El riesgo alcanza su pico alrededor del momento del parto, pero los investigadores de este trabajo encontraron que después permanece.

En concreto, las posibilidades de sufrir un coágulo sanguíneo son 10,8 veces mayores hasta las seis semanas posteriores al parto; 2,2 veces más altas en las semanas siete a la 12 y 1,4 veces superior (un aumento no significativo) durante las semanas 13 a la18 tras el alumbramiento.

Fue entre las semanas 19 a 24 tras el nacimiento del hijo cuando el riesgo de un coágulo de sangre en la madre volvió a lo que habría sido si la mujer no hubiera dado a luz. Menos de una de cada 10.000 mujeres sufren trombosis relacionada con el embarazo entre seis a 12 semanas después del parto.

"Aunque raros, los coágulos de sangre son un grave motivo de discapacidad y muerte en las mujeres embarazadas y después del parto y muchos miembros de nuestro equipo de investigación han tratado a mujeres jóvenes con estas complicaciones", señala Hooman Kamel, investigador principal y profesor asistente en el Departamento de Neurología y el Instituto de Investigación del Cerebro y la Mente del Colegio Médico Weill Cornell en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

"Si ha dado a luz recientemente, busque atención médica si desarrolla síntomas como dolor o presión en el pecho, dificultad para respirar, hinchazón o dolor en una pierna, dolor de cabeza intenso y repentino o pérdida repentina del habla, la visión, el equilibrio, la fuerza o en un lado de su cuerpo", aconseja este experto.

Los investigadores calcularon las probabilidades a partir de datos sobre 1.687.930 mujeres que fueron atendidas para el parto en un hospital de California entre 2005 y 2010, de las cuales, 1.015 mujeres tuvieron trombosis durante los siguientes 1,5 años. Entre ellas, había mujeres con accidente cerebrovascular, (infarto de miocardio, embolia pulmonar o trombosis venosa profunda.

"Los médicos deben considerar nuestros resultados en la atención de las pacientes después de un parto de alto riesgo, como en aquellas mujeres con coágulos anteriores o pacientes puérperas con síntomas relativos a la trombosis", concluye Kamel.