• 13:29
  • lunes, 18 de octubre de 2021

El spinning desencadena efectos bioquímicos similares a los que causa un infarto

A diferencia de lo que sucede en un infarto el nivel de biomarcadores cardiacos vuelve a la normalidad veinticuatro horas después de la sesión de ejercicio

El spinning desencadena efectos bioquímicos similares a los que causa un infarto

Un estudio de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, ha revelado que una breve sesión de 'spinning' puede desencadenar los mismos efectos bioquímicos que provoca en el organismo una insuficiencia cardiaca.

El infarto aumenta la secreción de algunas enzimas, biomarcadores cardiacos, que pueden ser detectadas con un simple análisis de sangre, lo que favorece su rápido diagnóstico y tratamiento. Sin embargo, los niveles de estos biomarcadores también aumentan en situaciones que no tienen nada que ver con las enfermedades cardiovasculares, tales como largos períodos de esfuerzo físico como maratones, triatlones o largas etapas de esquí.

Los niveles de enzimas o biomarcadores cardiacos también aumentan en situaciones que no tienen nada que ver con la enfermedad cardiovascular.

Sin embargo, con este estudio, publicado en el Scandinavian Cardiovascular Journal, se pretendía investigar si otros ejercicios físicos más cortos y menos intensivos podían tener el mismo efecto sobre los biomarcadores cardíacos, para poder tener previsto en esos casos un tratamiento médico de emergencia.

En el estudio participaron diez personas sanas, con una media de edad de 30 años, que se sometieron a una sesión de 'spinning' de una hora de duración. Los investigadores midieron los biomarcadores cardíacos en la sangre inmediatamente antes de la sesión, una hora después y nuevamente 24 horas después.

De este modo, observaron que los niveles de troponina T, se duplicaron una hora después de la sesión. Además, en dos de los individuos la enzima se elevó a niveles habitualmente utilizados como el umbral de infarto.

No obstante, los niveles volvieron a la normalidad en todos los sujetos analizados 24 horas después de la sesión, como ha reconocido Smita Duttaroy, autora del estudio, un matiz "importante" que "les diferencia de los pacientes que han sufrido un infarto, donde los niveles de estos marcadores pueden permanecer elevados durante varios días.

Por ello, apunta esta experta, aunque el incremento de estos biomarcadores inducido por el ejercicio en personas sanas no es peligroso, las similitudes detectadas con el infarto de miocardio deben ser puestas en conocimiento de los equipos de emergencias.