• 12:19
  • lunes, 18 de octubre de 2021

La troponina descarta un diagnóstico de síndrome coronario agudo en dos tercios de las personas que acuden a urgencias con dolor torácico

Una concentración de troponina cardiaca inferior a 5 nanogramos por decilitro indica un bajo riesgo de ataque cardiaco

La troponina descarta un diagnóstico de síndrome coronario agudo en dos tercios de las personas que acuden a urgencias con dolor torácico

Mediante el uso de un análisis de sangre de alta sensibilidad, científicos han identificado el nivel óptimo de troponina que podría descartar un diagnóstico de ataque al corazón en dos tercios de las personas que asisten al servicio de urgencias, según una nueva investigación publicada en 'The Lancet'.

El uso de este umbral en la práctica habitual potencialmente podría duplicar el número de pacientes a los que se les podría dar de alta de manera inmediata directamente desde el servicio de urgencias, dicen los autores.

"Hasta ahora no había formas rápidas de descartar un ataque al corazón en el servicio de urgencias --explica el líder del trabajo, Anoop Shah, de la Universidad de Edimburgo, en Reino Unido--. Hemos identificado una concentración de troponina cardiaca (menos de 5 nanogramos por decilitro; <5 ng/L) por debajo de la cual los pacientes están en muy bajo riesgo de ataque cardiaco, bien durante el ingreso o en los siguientes 30 días".

"Estos pacientes --continúa-- son potencialmente idóneos para darles de alta de manera inmediata y segura desde el servicio de urgencias. Estos hallazgos podrían reducir drásticamente los ingresos hospitalarios innecesarios y proporcionar ahorros de costes para los proveedores de cuidado de la salud".

Una de las causas más frecuentes de hospitalización en todo el mundo es el dolor torácico agudo. Sólo en Reino Unido, el dolor en el pecho es responsable de alrededor de 1 millón de visitas al servicio de urgencias cada año. Las guías internacionales recomiendan que las personas con dolor torácico sean ingresadas en el hospital para que se les realicen pruebas de niveles muy altos de troponina (por encima del percentil 99): un signo de que se ha producido un ataque al corazón.

Los enfoques actuales para evaluar a los pacientes con presuntos ataques cardiacos bien requieren admisión en el hospital o largas estancias en el servicio de urgencias para repetirles la prueba. Hasta ahora, no se sabía si las nuevas pruebas de alta sensibilidad de troponina cardiaca podrían identificar a los pacientes de muy bajo riesgo a los que se les puede dar de alta inmediatamente y de forma segura del servicio de urgencias.

El ensayo utilizado en este estudio es más sensible que la versión estándar y puede detectar niveles mucho más bajos de troponina en la sangre. Mediante el uso de esta prueba, se midieron los niveles de troponina en más de 6.000 pacientes con dolor torácico ingresados en cuatro hospitales de Escocia y Estados Unidos. Shah y sus colegas evaluaron prospectivamente el valor predictivo negativo (la probabilidad de que los pacientes no estuvieran en situación de riesgo) de ataque al corazón o la muerte posterior de una enfermedad del corazón después de 30 días para un rango de concentraciones de troponina.

Los científicos encontraron que un umbral de troponina de <5 ng/L identificó alrededor de dos tercios (61 por ciento) de los pacientes con muy bajo riesgo de ataque al corazón y pueden ser dados de alta pronto con seguridad, con un alto valor predictivo negativo de 99,6 por ciento. Este alto valor predictivo negativo persiste independientemente de la edad, el sexo, los factores de riesgo cardiovascular o la enfermedad cardiovascular previa. Al año, estos pacientes tenían un riesgo tres veces menor de ataque cardiaco y muerte cardiaca que los que presentaban niveles de troponina de 5 ng/L o más.

"En las últimas dos décadas, el número de ingresos hospitalarios por dolor en el pecho se ha triplicado. La inmensa mayoría de estos pacientes no sufre un ataque al corazón. Este estudio muestra que las concentraciones plasmáticas de troponinas cardiacas bajas identifican hasta dos tercios de los pacientes que están en muy bajo riesgo de ataque cardiaco y podrían ser dados de alta de forma segura desde el servicio de urgencias. El uso de este enfoque es probable que tenga grandes beneficios para los pacientes y los profesionales de la salud", resalta Shah.