• 02:05
  • domingo, 24 de octubre de 2021

Se conmemora el Día Internacional de la Epilepsia en México

En México, la incidencia radica en 40 o 50 por cada 100.000 habitantes de los cuales el 75% son detectados en la infancia aunque toda persona es propensa a desarrollarla en cualquier edad

Estimulador vagal
Se conmemora el Día Internacional de la Epilepsia en México

En México hay aproximadamente 3.6 millones de personas con epilepsia de diferentes tipos, algunos de ellos, que consisten en crisis de movimientos involuntarios o una pérdida del estado consciente también pueden presentar alucinaciones cuando las crisis son en el área visual, todos ellos son de una duración corta, es decir de segundos.

La epilepsia es una enfermedad crónica que puede detectarse desde el primer día de nacido hasta los 70 años y los primeros síntomas pueden estar acompañados de fiebres altas, por ello, pueden confundirse con las convulsiones febriles a corta edad.

En México la incidencia radica en los 40 o 50 por cada 100.000 habitantes y en el mundo se puede traducir a 50 millones de personas epilépticas, de las cuales el 75 por ciento son detectadas en la infancia aunque toda persona es propensa a desarrollarla en cualquier edad.

Entre los tratamientos para la epilepsia se encuentra la estimulación del nervio vago que mejora de manera incalculable la calidad de vida del paciente, la implementación de este dispositivo es un gran avance para la cirugía pues se hace una incisión a través de la carótida colocando el dispositivo debajo de la piel a la altura del pecho.

El dispositivo distribuido y asesorado por Levbeth Medical funciona a través de un imán que debe ser portado a todos lados, algunos pacientes pueden sentir en cuestión de segundos el momento en el que se presentará una crisis epiléptica, es entonces cuando el imán debe acercarse al pecho, es decir al dispositivo y puede evitar o recortar una crisis.

El paciente candidato a cirugía para colocar el dispositivo padece una  epilepsia idiopática, es decir que no tienen una causa y después de muchos tratamientos fallidos sigue siendo de difícil control, menciono el doctor Enrique de Obieta Cruz, neurocirujano pediátrico.

La cirugía consiste en conectar un electrodo helicoidal (estimulador) al nervio vago de lado izquierdo, el cual tienen una especia de anclas que deben fijados para evitar su movimiento, y se coloca un generados de forma subcutánea a nivel del pecho, por debajo de la clavícula, por lo tanto se hace una incisión a la altura de la séptima vértebra cervical , el nervio se localiza frente al músculo esternocleidomastoideo junto con la carótida y la yugular interna, al separarlo se colocan los electrodos helicoidales con los fijadores y se puede encender justo después de la cirugía.

El doctor Eduardo Ramos Reyna, neurólogo epileptólogo, mencionó los cuidados que el paciente debe tener posterior a la cirugía y son pasar las 48 horas de observación como en cualquier cirugía, para el cuidado deben evitarse los desvelos y las emociones fuertes así como llevar una buena dieta personalizada.

El paciente o el familiar debe portar un magneto en forma de pulsera, cuando el paciente presenta una crisis o tiene síntomas en cuestión de segundos, es el momento en el que el paciente o familiar puede activar el dispositivo y a su vez, este mandará una descarga que puede ayudará a abortar o a acortar la crisis, resaltó el doctor Ramos Reyna.

La gran ventaja del uso de estos dispositivos es que las crisis pueden reducirse hasta en un 90 por ciento, que traducido en la clasificación de Engels evaluada en 2.334 pacientes por clasificación de su control en las crisis del 1 al 4, en el que 1 es un control completo, en el que la mayoría tuvo una significativa mejoría en memoria, estado de alerta y calidad de vida.

Los pacientes que no han tenido un buen resultado con medicamentos por separado o combinados o que por lo contrario, deterioran aún más su calidad de vida con los mismos, deben saber que existen alternativas como los tratamientos quirúrgicos o la aplicación del estimulador del nervio vago, resaltó la doctora Munive Báez

Durante el evento se tocó el tema del uso e implementación de la mariguana a lo cual la doctora Leticia Munive Báez comentó que solamente esta indicado para dos casos sumamente específicos, el Síndrome de Lennox Gastaut y la Enfermedad de Dravet, y su uso es de extrema cautela pues el tratamiento no es con un simple cultivo casero, sino que necesita un proceso de seguridad y vigilancia para producir un cannabinoide y en el caso de México y el mundo es una alternativa que debe ser evaluada por especialistas, pues no está hecha para todos los tipos de epilepsia.

El paciente debe ser  vigilado durante el tratamiento ya que también puede tener efectos secundarios, por lo cual no se recomienda hacer preparaciones caseras con el cannabis o comprar productos por internet, pues se pueden correr riesgos que estén fuera del control sanitario.

Existen epilepsias que pueden controlarse de manera idónea con medicamento y pueden tener una vida productiva completamente normal, sin embargo, hay otras que deterioran su calidad de vida hasta el punto de convertirlos en personas con discapacidad intelectual o motriz, por tanto no se puede generalizar a los pacientes epilépticos como disfuncionales, por eso estamos trabajando para que los pacientes tengan un tratamiento adecuado y puedan tener una vida cercana a la normalidad en temas de comprensión y motricidad, es decir que tenga la oportunidad de hacer deporte, pero no extremos, de trabajar pero no de utilizar maquinaria pesada, por ejemplo.

Los especialistas recomiendan siempre acudir con especialistas para obtener un correcto tratamiento de acuerdo al tipo de epilepsia que se desarrolle en el paciente, pues en ocasiones debe ser sumamente especializado y un mal tratamiento puede acarrear efectos secundarios que empeoren la condición del paciente.