• 10:50
  • sábado, 23 de octubre de 2021

Dolor neuropático difícil de diagnosticar

Neuronas dañadas pueden causar un dolor que no es curable con analgésicos comunes, revela el doctor José Luis Sánchez Mejía, médico cirujano, ortopedista y traumatólogo

20170628_101511
Dolor neuropático difícil de diagnosticar

En conferencia de prensa, el doctor José Luis Sánchez Mejía, médico cirujano ortopedista y traumatólogo, ex presidente de la Asociación Médica del Hospital de Traumatología y Ortopedia Lomas Verdes del Instituto Mexicano del Seguro Social, explicó los tipos de dolor y por qué es tan difícil diagnosticar el dolor neuropático.

Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) revelan que el 80 por ciento de causa de consulta es por dolor nociceptivo, aquel que puede tratarse con analgésico mientras que solo el 5 por ciento es causado por una neuropatía dolorosa, ese dolor no es fácilmente localizable pues no se encuentra en un lugar del cuerpo, sino que es originado por neuronas lesionadas.

Una neurona normal puede mandar un mensaje eléctrico a 3 milésimas de segundo intercomunicándose con las demás neuronas, mientras que una neurona lesionada cuando manda un mensaje no llega al lugar al que estaba destinado, provocando una decodificación errónea, causante de dolor.

El dolor neuropático es difícil de diagnosticar aun por especialistas, pues cuando un paciente acude a consulta señalando el lugar en que el dolor se manifiesta los doctores pueden tardar mucho tiempo en hacer análisis y pruebas con otros tratamientos.

Cuando el dolor es nociceptivo es recomendable recetar solamente un AINE, en cambio, en la experiencia, hay doctores que llegan a recetar más de dos fármacos, lo que denota un control o un alivio nulo del dolor que el paciente refiere.

Este dolor solo es tratable a nivel del Sistema Nervioso Central, es decir, los AINE, no tienen ningún efecto de alivio ni cura, sin embargo, fármacos como la gabapentina y algunos antidepresivos pueden ayudar al paciente a soportar este rango de dolor ya que no hay cura para este padecimiento.

La neuropatía diabética es un claro ejemplo de las circunstancias en las que se debe utilizar este tipo de fármacos, los síntomas pueden ser un dolor quemante o frío intenso, escozor, hormigueo o una descarga eléctrica, también la falta de sensibilidad en alguna parte del cuerpo.

El tratamiento puede complementarse con antidepresivos, opioides, anestésicos locales, antiepilépticos como la pregabalina, medicamento de última generación que disminuye la sensación de dolor en el paciente devolviéndole la calidad de vida y que Laboratorios Chinoin ha lanzado para ayudar a estos pacientes con menos de la mitad del precio de cualquier otro laboratorio.