• 00:22
  • Lunes, 18 de Diciembre de 2017

Hipoglucemia asintomática, problema para diagnosticar

En 2015 se estimaban más de 11 millones y medio de pacientes con diabetes y 3.884 millones de personas sin diagnosticar

Hipoglucemia asintomática, problema para diagnosticar

En México, de acuerdo con la Federación Internacional de Diabetes, en 2015 se estimaban más de 11 millones y medio de pacientes con diabetes y 3.884 millones de personas sin diagnosticarse. Tan solo durante ese año fallecieron 76,298 personas adultas en la República Mexicana debido a este padecimiento y existían 10.7 millones de personas con tolerancia a la glucosa alterada en nuestro país.

Cuando el páncreas no produce suficiente insulina (una hormona que regula el nivel de azúcar, o glucosa, en la sangre), y/o cuando el organismo no puede utilizar con eficacia la insulina que produce, en algunos casos es necesario inyectar insulina.

El paciente diabético debe ser concientizado por los médicos o personal de salud para llevar un control óptimo en sus mediciones de glucosa además de todas aquellas afecciones que un mal control puede causar, como la falla renal, la ceguera o la pérdida de algún miembro a causa de la mala coagulación.

De acuerdo con el Dr. Víctor Rincón, director médico del área metabólica de MSD México, “es importante que los pacientes se concienticen sobre tener un adecuado manejo y control de la diabetes, así como de los riesgos que conlleva el no control apropiado de la enfermedad”.

Se desconoce el subdiagnóstico de pacientes diabéticos que existe en México ya que la hipoglucemia puede ser asintomática, sobre todo, en aquellas personas que constantemente tienen episodios de bajos niveles de glucosa en la sangre o que han vivido con diabetes durante mucho tiempo.

Existen episodios con síntomas como: inestabilidad, nerviosismo o ansiedad, sudoración, escalofríos, irritabilidad o impaciencia, confusión, incluyendo el delirio, latidos cardíacos rápidos, mareo o vértigo, hambre y náusea, somnolencia, visión borrosa, hormigueo o entumecimiento de los labios o la lengua, dolores de cabeza, debilidad o fatiga; así como eventos de ira, la terquedad, o tristeza, falta de coordinación, pesadillas o gritos durante el sueño, convulsiones y perder el conocimiento.

Cada persona reacciona a la hipoglucemia de forma diferente, por lo cual es importante que el paciente conozca sus propios síntomas cuando sus niveles de azúcar estén bajos.

Un aspecto en el que se debe poner especial atención para el adecuado manejo de la diabetes, es el apego al tratamiento. “Menos del 50 por ciento de los pacientes con diabetes logra adherirse al tratamiento y conseguir los objetivos glucémicos recomendados por la American Diabetes Association. Esto, a pesar de las opciones de terapia disponibles para diversas etapas de la diabetes tipo 2”, afirma el Dr. Víctor Rincón.
 
Por último, agregó que “la diabetes es una de las principales prioridades de MSD, quien continúa fortaleciendo su participación en el futuro del tratamiento de este padecimiento, a través de la investigación, desarrollo y colaboraciones estratégicas”.