• 10:56
  • sábado, 23 de octubre de 2021

Médicos familiares demandan más recursos para la Atención Primaria mexicana

El Dr. Arturo Blas, representante de la Asociación de Médicos Generales y Familiares del Valle de México, destaca otros problemas de este nivel: falta de tiempo, alta presión asistencial y bajos salarios

Médicos familiares demandan más recursos para la Atención Primaria mexicana

"La Sanidad en México es difícil", escasean los recursos tanto materiales como humanos y "la tendencia es a empeorar". Así lo ha comentado el Dr. Arturo Blas, representante de la Asociación de Médicos Generales y Familiares del Valle de México, a EL MÉDICO INTERACTIVO, en el marco del XXIII Congreso Nacional de la Medicina General y de Familia, que se celebraba en Granada/España a finales del pasado mes de mayo. Y esta situación es más complicada para la Atención Primaria, ya que, tal y como afirma, "el mayor presupuesto es para el segundo y tercer nivel y los recursos financieros para la Atención Primaria son siempre menores".

En este sentido, los médicos familiares mexicanos defienden que si la Atención Primaria estuviera mejor dotada se beneficiaría todo el sistema. "Se descongestionarían los otros dos niveles porque solucionaríamos más problemas de salud, que además somos capaces de solucionar". Igualmente se podrían evitar muchas enfermedades crónicas, mediante la prevención, y algunas complicaciones de otras.

La falta de tiempo por el gran número de pacientes que hay que atender es otro de los problemas de estos profesionales, así como el de los salarios. "Los médicos estamos mal retribuidos, y generalmente tenemos dos empleos", comenta. Además, y con respecto a los recursos humanos, el representante de la Asociación de Médicos Generales y Familiares del Valle de México, denuncia que no se hacen sustituciones cuando un profesional tiene que ausentarse unos días de su puesto de trabajo, y, en muchas ocasiones, las plazas que quedan vacantes por jubilaciones no se cubren con otra contratación y se pierden.

En cuanto a la formación, en México es buena, señala. Además, una vez que se empieza a trabajar "tenemos formación continuada todo el año", incide el Dr. Blas. Unas veces de mano de las sociedades científicas y otras las ofrecen las propias instituciones de salud.

Por último, y a la hora de valorar la igualdad de acceso a la Sanidad, el Dr. Blas considera que los recursos son parejos en todos los estados, aunque reconoce que en aquellos con mayor pobreza se dan más deficiencias por el difícil acceso físico, en muchos casos, de las comunidades más pobres a la Sanidad por estar alejados de los centros asistenciales.