• 15:35
  • Martes, 17 de Julio de 2018

La Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, a la vanguardia

Con los objetivos de acrecentar la investigación y la divulgación del conocimiento ligado con la infectología pediátrica, la AMIP con 37 años de experiencia, sigue a la vanguardia a nivel mundial

La Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, a la vanguardia

El presidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica, el doctor Antonio Luévanos Velázquez, comentó en entrevista exclusiva para El Médico Interactivo México los avances de investigación que han tenido gracias a los trabajos colaborativos y a la gran penetración que tiene en toda Latinoamerica, así como el alcance de sus publicaciones y la continua formación que hace de México una de las mejores escuelas para los futuros médicos infectólogos pediatras.

¿Cuáles son los objetivos que tiene la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica?

Los objetivos los tenemos muy bien delimitados y se han ido adecuando con los avances tecnológicos y el avance también de las enfermedades infecciosas, el primer objetivo es la difusión del conocimiento de enfermedades infecciosas, la difusión en torno a la actualización científica, una retroalimentación de las enfermedades infecciosas o infecto contagiosas con otros países ya que la AMIP tiene un gran alcance a nivel mundial.

La asociación es un espacio en el que se favorece la difusión de los avances médicos y científicos laboratoriales para hacer diagnósticos de las enfermedades infecciosas, también la interacción que tiene con otras ramas de la Pediatría no solo con la Infectología puesto que no puede ser un ente aislado de las enfermedades.

Por otra parte también busca difundir los logros que se han generado en la lucha contra estas enfermedades y poder compartirlas con experiencias exitosas en otros países para que puedan ser aplicables a nivel local, nacional e internacional.

¿Cuáles son las fortalezas de la AMIP?

Tiene 37 años de prestigio, aglutina a los más importantes infectólogos pediatras del país, así como a los líderes de opinión, además de organizar con su colaboración el congreso más importante de México anualmente.

Algo que me gustaría agregar es que en los centros de formación, no solo egresan profesionales mexicanos, sino también a nivel latinoamericano y cuando vuelven,  nos encontramos con que son los líderes en estos temas y además en programas prioritarios como por ejemplo en el tema de VIH/SIDA o en pacientes hemato-oncológicos, en cuneros o en infecciones nosocomiales.

Esto quiere decir que hay médicos egresados del Instituto Nacional de Pediatría, del Hospital Infantil de México, Seguro Social, Hospital Civil de Guadalajara y que en su conjunto llegan a formar más de 700 médicos infectólogos y se distribuyen a lo largo de todo Latinoamérica lo que le da un plus a esta asociación por ser líderes también de investigación en Enfermedades Infecciosas.

¿Cuáles son los problemas principales a los que se enfrenta un Infectólogo Pediatra?

En el país hay que reconocer que las enfermedades respiratorias, gastrointestinales y, últimamente, las infecciones urinarias que deben entenderse como algunos de los retos. Cuando hablamos de enfermedades respiratorias estamos englobando otitis, sinusitis, mastoiditis, faringoamigdalitis pero hay enfermedades que afectan a más de un sistema como es el caso de la tuberculosis.

La tuberculosis puede afectar casi cualquier parte del organismo lo que implica un reto importante y es importante señalar que hay enfermedades que están reemergiendo como la sífilis o enfermedades que se transmiten por vectores como es el caso del paludismo, el dengue, el Zika y enfermedades que se creían erradicadas como el sarampión, por ejemplo, en Estados Unidos y que nos obliga a tomar medidas en el país.

¿Cómo pueden prevenirse las infecciones?

La Medicina más barata es la preventiva y entre las acciones más sencillas está el correcto lavado de manos, también el aislamiento del paciente que represente un riesgo y por supuesto la vacunación que seguro es una historia de éxito como con  la poliomielitis que ha sido erradicada.

En cuanto a infecciones que tienen que ver con bacterias resistentes es el manejo adecuado de los antibióticos y hacer una vigilancia epidemiológica de todos los problemas infecciosos incidimos mucho en que se notifiquen para tener un mejor seguimiento.

También nosotros tomamos referencias de otros países para analizar si son aplicables en nuestro medio con la tecnología que tenemos en México y complementando con el excelente esquema de vacunación con el que cuenta nuestro país.

¿Cómo ha contribuido la AMIP en el tema de la investigación?

Gracias a que la encabezan líderes de opinión y expertos y me incluyo como colaborador en estudios epidemiológicos de comportamiento de las enfermedades infecciosas, hay grupos colaborativos que estudian bacterias como por ejemplo el meningococo, el neumococo y estar distribuidos en diferentes centros hospitalarios de segundo y tercer nivel, nos facilita estas colaboraciones.

También hay estudios colaborativos de Latinoamérica de la enfermedad de Kawasaki que esta integrado por un registro de todos los casos que se presentan en los hospitales y analizar sus características para avanzar en el diagnóstico y tratamiento oportuno en este tipo de pacientes.

También ha ayudado a detectar y analizar enfermedades que son comunes en algunas latitudes mientras que en otras no, como es el caso de la rickettisiosis que es frecuente en el norte del país y en el resto no.

Todos los infectólogos hemos participados en los estudios en los que es necesario un reclutamiento de pacientes para dar seguimiento y buscar la aprobación para lanzar una vacuna ante la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios, por ejemplo.

¿Cuál es la formación del médico infectólogo pediatra?

Después de la formación como médico general es necesaria una especialización de al menos 5 años más, considero que la formación en el país es adecuada por la calidad de escuelas que hay en la Ciudad de México y sus destacados profesores que se actualizan y participan en los programas formativos lo que ayuda a que el egreso de nuestros  Infectólogos Pediatras sea competitivo.

¿Qué pasa con la formación continua?

Nosotros tenemos como prioridad un plan de trabajo que incluye realizar el Congreso  Nacional de Infectología Pediátrica y también hay congresos locales o regionales de Infectología y como parte del trabajo tenemos también cursos a distancia gracias a Internet que rompe barreras y permite la realización de muchos cursos en línea para estar actualizado.

Los congresos, por otra parte, nos permiten tener un contacto directo con los médicos y nos ayuda a recertificarnos cada cinco años mediante estos y otros eventos ligados también a la pediatría.

¿Con respecto a la población mexicana, cree que hay suficientes médicos infectólogos pediatras?

Sin tener el dato exacto calculo que en el país hay en 500 o 600 médicos infectólogos que en lo personal creo que son los adecuados sin formar de más, pero se están formado los adecuados para las instituciones como el Seguro Social, el Instituto Nacional de Pediatría, el Hospital Infantil de México, IMSS de Guadalajara, etcétera.

Para formarse se exige que hayan hecho investigaciones que a su vez hayan sido publicadas en revistas de divulgación científica como La Revista de Enfermedades Infecciosas en Pediatría cuyo nombre cambiará a La Revista Latinoamericana de Infectología Pediátrica en la cual se publican alrededor de 20 artículos cada dos meses, cuyo editor es el Doctor Napoleón González Saldaña fundador de la AMIP.

¿Cómo considera que está posicionado nuestro país en cuanto a la Infectología Pediátrica?

Tiene una postura excelente a nivel mundial ya que es portador de amistades profesionales y personales de calidad con los líderes de opinión en este tema, es por eso que tenemos mucha asistencia de extranjeros, por la excelente labor del doctor dentro de la asociación que él mismo fundó.

¿Y en cuanto a nivel tecnológico…?

Estamos en un buen nivel, invitamos a los químicos y microbiólogos ya que tienen una visión complementaria de estos temas, no es lo mismo pedir un cultivo y determinar si es una cepa que esta clonada y tiene una resistencia bacteriana, si es la primera que aparece de este tipo en el país, por eso necesitamos pluralizar la práctica. El Infectólogo necesita una terapia dirigida sobre la enfermedad para que el paciente tenga una mejor atención pues no podemos darle cuatro o cinco antibióticos y pensar que estará bien.

Quiénes conforman su mesa directiva está formada por infectólogos reconocidos del país y trabajan en diferentes hospitales de la Secretaría, del IMSS, todos de renombre que es el doctor Abiel Mascareñas en Monterrey  que también es el Presidente del Congreso Latinoamericano de Infectología Pediátrica, el Dr. Benjamín Madrigal, un reconocido Infectólogo neonatal  de Aguascalientes, la doctora Mercedes María Parra, Infectóloga pediatra del INP en la Ciudad de México y demás especialistas de varios estados de la república.

¿Cuáles son los eventos próximos y qué se espera de estos?

Tenemos diferentes reuniones regionales en Querétaro, en Cd. Juárez, en Saltillo, Coahuila y de los eventos más significativos está el congreso Nacional de Pediatría que será en abril en el estado de Guadalajara, nuestro evento magno será en Cancún del 8 al 11 de noviembre.

Con ellos esperamos hacer más efectiva la divulgación de los avances en cuanto a infecciones pediátricas, hacer una retroalimentación con los importantes investigadores y líderes de opinión para así hacer una práctica más amena para el paciente.